iessecundaria

Posts Tagged ‘barracones

Las fotografías de esta entrada no están trucadas, son reales, corresponden a las instalaciones del instituto de ESO de San Fulgencio, en la provincia de Alicante, aunque podrían pasar por el decorado de una de esas películas de ciencia ficción que dibujan paisajes desolados, mundos deshumanizados en los que las pocas personas que sobreviven a una catástrofe global luchan cada minuto entre ellas por mantenerse con vida. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Desde esta página he sido siempre muy crítico con la gestión del Conseller de Educación Valenciano, Alejandro Font de Mora, al que considero el principal responsable del desastre educativo de nuestra Comunidad, pero también sé reconocer sus éxitos. Lee el resto de esta entrada »

Los edificios no pueden conseguir por sí mismos que los alumnos gradúen, ni hacer que se entusiasmen con la literatura, al estilo de Robin Williams en “El club de los poetas muertos”. No pueden espolear al equipo de fútbol de la escuela para alcanzar éxitos inimaginables. Lee el resto de esta entrada »

Ahora resulta que el culpable de la manifestación del sábado en Valencia es Zapatero. Quien ha creado este ambiente enrarecido y crispado es Zapatero. Quien ha obligado a la comunidad educativa a movilizarse como nunca antes lo había hecho, y quien ha provocado esta situación insoportable por la que atraviesa la educación en la Comunidad Valenciana, es Zapatero. Será Zapatero también quien ha tenido la ocurrencia de impartir educación para la ciudadanía en Inglés y, por supuesto, será también él quien decide gastarse el dinero del contribuyente en grandes eventos mientras los alumnos de la Comunidad estudian en barracones…
¡No me lo puedo creer! Definitivamente, estos señores del PP viven en el mundo de Yupi, están fuera de control, alejados de la realidad. ¿Qué asesor espiritual orienta a Camps para que sus medidas de gobierno sean cada vez más absurdas y alejadas de los problemas cotidianos de los valencianos?
Alguien tiene que poner coto a tanta estupidez y desvarío, antes de que sea demasiado tarde.
Camps, Font de Mora, Campos, Costa, y el resto de la banda, sólo se hacen responsables del eco que tuvo el discurso del Papa entre sus correligionarios, de la “pole position” de Hamilton, del éxito de Daniel Craig en Quantum of Solace, del torneo de golf de Castellón, de la disputa internacional entre el Alinghi y el Oracle, o de la salida de la Volvo Ocean Race.
Que alguien les diga que cobran por gobernar una Comunidad a la que están hundiendo en todos los sectores estratégicos: educación, sanidad, justicia, asistencia social, política informativa, trabajo, etc., sectores todos ellos en los que la Generalitat tiene transferidas todas las competencias del gobierno central. ¡Alguna responsabilidad tendrán!

Me cuentan, quienes lo saben, que nuestro ínclito conseller de educación estuvo hace unos días en Lliria, población cercana a Valencia (para quienes no sean de la zona), poníendo la primera piedra del nuevo instituto Laurona, que reemplazará al actual, obsoleto desde hace años.

Mientras duren las obras, calculen dos años mínimo, alumnos y profesores compartirán clase en esos barracones de ensueño de los que habla Font de Mora, que tanto abundan en la Comunidad Valenciana.

El señor conseller, que como cualquier político aprovecha la más mínima ocasión para promocionarse en prensa, radio y televisión, esta vez puso la piedra de incógnito. No sé si esta renuncia a la pompa, boato y tradicional peloteo de adláteres, pudo deberse a que precisamente ese día los coquetos y confortables barracones permanecían inundados a causa de las últimas lluvias; o tal vez fuera el temor a un recibimiento hostil por parte de la comunidad educativa, que anda revuelta estos días preparándole concentraciones, encierros y huelgas para afearle su pésima gestión, el caso es que el personaje llegó, la puso y marchó.

Seguro que sus asesores de inauguraciones, viajes, festejos y varios no son los que le asesoran en cuestiones académicas; una pena, porque si alguien le explicara el valor de la discreción, el buen orden y equilibrio, no andaríamos a estas horas perdidos en los jardines que este hombre nos ha metido.

Cuando los especuladores quieren hacer negocio preparan con cuidado su estrategia; primero, seleccionan el producto, luego lo maquillan hasta hacerlo irreconocible, seducen después al cliente con campañas de publicidad engañosa y, tras crearnos una falsa necesidad, inundan el mercado global en que nos abastecemos.

Después de un tiempo de ceguera, despilfarro y falsa sensación de bienestar, alguien descubre el engaño y todo se viene abajo, pero el negocio está hecho. Son las burbujas: de las punto.com, de las inmobiliarias, de la bolsa…

Con las ideas también se especula, aunque el juego resulta más peligroso.Tenemos un producto, la enseñanza pública Valenciana, y un maquillaje evidente: barracones convertidos en confortables espacios con aire acondicionado, disminución de personal especializado que sólo es consecuencia de una mejor redistribución de los recursos, planes estratégicos de los que nadie sabe nada después de su publicación en el DOCV, o programas trilingües que nos ponen a la cabeza del estado, aunque su aplicación resulte un auténtico cachondeo y sirvan para que media Europa se parta de la risa.

De la venta del producto se encargan los voceros oficiales del Consell y los sumisos medios afines que pagamos entre todos, los mismos que tratan de convencernos de que vivimos una situación idílica aunque los estudios nos sitúen a la cabeza del fracaso escolar y a la cola en inversión educativa.

Esta burbuja revienta y los estragos que produzca perdurarán en el tiempo, afectando a toda una generación de ciudadanos. Cuatro legislaturas de política educativa errática, no planificada, partidista hasta el adoctrinamiento, sectaria, incubadora de odios y ajena a cualquier supuesto de formación integral del alumnado no se curarán con una inyección de capital.

Podríamos acusar a los especuladores, también a los de ideas, de falta de honestidad, pero ellos nos acusarían de imbéciles y no les faltaría razón, porque somos nosotros, sólo nosotros, quienes permitimos que nos engañen.


Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 940 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930