iessecundaria

Posts Tagged ‘ciudadanos

Conocí a la actual secretaria autonómica de educación a través de sus textos, cuando estudiaba Pedagogía en la Universidad de Valencia. Todavía conservo alguno en casa y estos días lo he releído, tratando de encontrar respuesta en ellos a alguna pregunta que me sugiere su mala gestión como responsable de política educativa.

¿Cómo es posible que alguien que ha dedicado parte de su vida y trabajo a formar pedagogos sea capaz de defender actuaciones tan antipedagógicas como ésta de Educación para la Ciudadanía en Inglés?

Una de las características de la educación es que requiere y exige la presencia de un objetivo, finalidad, patrón, ideal, etc…, que oriente el proceso y la acción”. Conceptos y propuetas II. Nau Llibres 1985. Página 58.

¿Qué objetivo o finalidad persigue enseñar al alumnado una materia en un idioma que no está capacitado para entender?

¿Qué objetivo o finalidad persigue cambiar el sentido de una asignatura, pensada para formar ciudadanos libres, responsables, críticos, autocríticos, participativos, solidarios, etc., hasta convertirla en una inconsistente hora extra de pretendida enseñanza de Inglés?

¿Qué patrón de referencia podemos ofrecer a nuestros alumnos dos profesores en una misma clase, uno que cuchichea y otro que habla para no ser entendido?

Si nos atenemos a su última ocurrencia y quien imparte la clase es el profesor de Inglés, sin la presencia de quien la ha programado y la tendrá que evaluar, ¿con qué criterio lo hará?

Señora Gómez-Ocaña, valores como honestidad, coherencia y respeto a uno mismo no se aprenden porque se traduzcan al Inglés, sino porque se practican, y deberían constituirse en patrones de actuación valiosos,  orientadores de cualquier acción, superiores a otros tan poco edificantes como ambición política, ansia de poder, rendición absoluta a consignas de partido, o sumisión a cualquier integrismo. Y esto debe debatirse en el idioma que cada cual entiende.

Ayer asistí a una interesante conferencia de Adela Cortina, profesora de ética de la Universidad de Valencia. Habló de educación para la ciudadanía, y se mostró sorprendida por el revuelo que había levantado la inclusión de esta asignatura en el currículo de enseñanza primaria y secundaria en España, especialmente en nuestra Comunidad. Le parecía que era muy difícil que se pudiera condenar o salvar a un alumno en sólo una hora a la semana, que es la carga horaria de esta materia; por eso, pensaba que tanta polémica no podía deberse sólo a cuestiones académicas o pedagógicas, e insinuaba un trasfondo político, algo que para muchos es una certeza.

Era Althusser quien analizaba el papel de la escuela como aparato ideológico del estado, algo que no parece discutible si consideramos su recorrido desde que fuera el estado quien se hiciera cargo de la educación de los niños, una vez que la familia dejó de ejercer esta función por sí sola, como tradicionalmente había ocurrido.

El problema surge cuando la escuela, que durante siglos ha actuado como motor de reproducción social, inculcando a los alumnos, especialmente los más pobres y desfavorecidos, la moral imperante, sumisión y obediencia, transmitiéndoles sobre todo valores relacionados con la fe, se hace permeable a nuevas ideas que se abren paso: justicia, igualdad, solidaridad, libertad, democracia, participación.

Los vasallos y esclavos de antaño son ahora ciudadanos que exigen no sólo instrucción, sino formación, algo que requiere que estos conceptos no sólo se expliquen sino que se practiquen.
Se encienden las alarmas de los gobernantes, que saben que es más fácil de manipular un pueblo ignorante o poco ilustrado que un pueblo conocedor de sus derechos y formado para exigirlos. El poder político acepta las nuevas exigencias, pero desarrolla estrategias para limitarlas, utilizando todos los medios de que dispone, el principal, su capacidad para legislar.

Bien es verdad que este control no es ejercido de igual manera por todos los gobiernos, resultando creíble en algunos casos el esfuerzo realizado por conseguir que todos accedamos en condiciones de igualdad a una educación de calidad, pero resulta esperpéntico e insoportable cuando legislan aquellos que por tradición piensan que gobiernan por la gracia de Dios, y consideran intrusos a quienes les arrebatan el poder periódicamente por la fuerza de los votos.

Este es el caso de la Comunidad Valenciana, donde un grupo de iluminados intelectualmente pobres, políticamente grises y personalmente sumisos al “nihil obstat” eclesial pretenden empobrecer y avasallar con sus decretos, órdenes e instrucciones a toda una generación de ciudadanos a los que se quiere negar su derecho a formarse como tales.


Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 946 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

abril 2017
L M X J V S D
« Ene    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930