iessecundaria

Posts Tagged ‘resolución de conflictos

Resulta obvio afirmar que no existen dos alumnos iguales. Asumir esta realidad, abandonar todo intento por conseguir la uniformidad y aceptar el reto de trabajar en un aula diversa ayuda al profesorado a interpretar comportamientos a veces inexplicables del alumnado y facilita el descubrimiento de respuestas adecuadas a los mismos. En mi caso, además, la observación de estas diferencias me ha animado a la elaboración de una clasificación de perfiles que, aunque nada científica, me resulta de gran utilidad para la gestión diaria del aula.

Si hace algún tiempo describí al alumno invisible, hoy quiero hablarles del alumno canario.

Lee el resto de esta entrada »

Quería hablar conmigo justo antes de empezar la clase. ¿Ahora?, ¿te parece tan urgente?, ¿de qué quieres hablar?, ¿no puedes esperar un poco? Demasiadas preguntas que no ha entendido ni escuchado. “Jose me ha robado un Chupa-Chups”, ha sido su respuesta. Lee el resto de esta entrada »

Alisa es una alumna de 2º de ESO, inteligente como pocas, a la que le cuesta estudiar. Doctora en calle y en gentes, no se muestra interesada en lo que se enseña en clase, se aburre y, para evitarlo, siempre tiene a punto una “pregunta táctica”, una duda ajena al tema que tratamos, una propuesta que no viene a cuento, una excusa para hacernos olvidar lo que estamos trabajando. Lee el resto de esta entrada »

Avaaz.org me envía una encuesta que no puedo contestar. ¿Cómo priorizar entre las diez actuaciones que plantea para reducir la brecha que existe entre el mundo que tenemos y el que nos gustaría tener? Me dejaré aconsejar por mis alumnos y después enviaré mis respuestas. ¿Cuáles serán sus prioridades?, ¿por qué ésas y no otras?, ¿y las tuyas, cuáles son? Solo se pueden elegir tres opciones, ordenadas según la importancia que cada cual concede al tema. Pinchando en el enlace también tú puedes participar en la encuesta. Lee el resto de esta entrada »

Mahmoud pasa de instituto, su interés por el trabajo del aula es mínimo y su aversión hacia el sistema educativo, máxima. Es uno de esos alumnos que todos conocemos, no se adapta al ritmo de la clase, ni quiere ajustarse a cualquier otro ritmo que se le proponga, le cuesta cumplir las normas y se empeña en manifestar su rechazo hacia todo y hacia todos de manera casi constante y llamativa. Lee el resto de esta entrada »

Ocho y veinticinco de la mañana, diez minutos después de haber comenzado la clase dos alumnos se presentan en el aula, “¿podemos pasar?”, pongo cara de otra vez, tarde; sin decir nada, con un movimiento tal vez exagerado de la mano les invito a entrar. Se dan por aludidos, uno de ellos comenta airado “¡ay, no querrás que vengamos a las ocho!”. Me apetece contestar (no es la primera vez que llegan tarde), pero creo que sería un error hacerlo aquí y ahora, hay tiempo por delante. “Vale, siéntate, por favor, después hablamos”. El otro se dirige hacia su sitio con desgana, arroja la mochila sobre la mesa y, antes de sentarse, propina un ligero codazo al compañero que tiene al lado. Lee el resto de esta entrada »

Sentado frente al tutor escuchaba incrédulo el relato de los hechos que habían motivado la apertura del expediente a su hijo. Leía aquellos partes de amonestación que el profesor le mostraba y no salía de su asombro: insultar repetida y gravemente en público a varias compañeras utilizando un lenguaje soez, grosero; dirigirse a la profesora en tono amenazante, tratarla con desprecio ante el resto de la clase; Lee el resto de esta entrada »

Hoy mismo, una compañera me planteaba la necesidad de llegar a acuerdos de centro  que permitieran adoptar medidas respecto al alumnado que no quiere hacer nada, desbarata las clases, amarga la existencia al profesorado, y plantea de manera continuada problemas de convivencia. Lee el resto de esta entrada »

Lleva muchos años en la docencia, quienes le conocemos sabemos de su compromiso con el alumnado y la enseñanza, uno de esos profesionales cómodos para los equipos directivos y solidario con los compañeros, siempre dispuesto a aceptar lo que le toque, ajeno a intrigas, mangoneos y politiquilla de sala de profesores, pendiente únicamente de cumplir con su trabajo lo mejor que sabe y puede. Lee el resto de esta entrada »

El mal comportamiento del alumnado en clase se produce por diferentes motivos; en unos casos, la causa la encontramos en el propio alumnado, en otros, en la familia, y, en ocasiones, la mala organización del centro, o incluso su inadecuada estructura física, son elementos generadores de conflictividad. Lee el resto de esta entrada »

Ayer escuché a una compañera decir que ya estaba bien de tanta democracia y tanta tontería, que lo que hacía falta era que alguien la autorizara para pegar dos hostias a más de uno, y se terminaban los problemas de convivencia. Lee el resto de esta entrada »

Esta tarde me he reunido con las familias de los alumnos y alumnas de mi tutoría, para entregarles los informes de la 1ª evaluación, y para algo más. Lee el resto de esta entrada »

Hace cinco o seis años se propuso colocar en las aulas del centro en el que trabajo, en lugar visible para todos, un decálogo del alumnado. En él se recogían las diez cuestiones principales que, a juicio del profesorado, debían respetar los estudiantes, para conseguir un mejor ambiente de trabajo en el instituto, y favorecer el proceso de enseñanza.  Lee el resto de esta entrada »

La gestión de los centros, cada día más compleja y especializada, obliga a las personas que desempeñan responsabilidades directivas, o de coordinación, a un esfuerzo extraordinario de actualización y puesta al día permanente. El ejercicio mismo de la docencia, y la multitud de variables que contempla, exige que el profesorado asuma nuevas competencias que ha de incorporar a su trabajo cotidiano con una inmediatez que asusta. Lee el resto de esta entrada »

Algunos de los problemas de convivencia que se producen en las aulas podrían evitarse si el profesorado poseyera determinadas habilidades sociales y pusiera en práctica estrategias adecuadas de prevención y gestión de la clase. Lee el resto de esta entrada »

La primera obligación del preso es escapar, y del alumno, evadirse. Cárcel y escuela comparten métodos y objetivos, modelo y sistema. Lee el resto de esta entrada »

El programa sobre competencia social, de Manuel Segura Morales, es un método muy recomendable para trabajar las habilidades cognitivas y sociales, y los valores morales en clase . Lee el resto de esta entrada »

Un grupo de compañeros y compañeras nos reunimos para imaginar ideas que nos permitan disfrutar más con nuestro trabajo en la escuela.  Analizamos comportamientos de alumnos y profesores, debatimos sobre las causas y consecuencias de los conflictos que se producen en los centros educativos, buscamos cómo actuar para prevenirlos y resolverlos, y estudiamos las dificultades para la puesta en marcha de determinadas estrategias de funcionamiento en nuestras escuelas e institutos. Lee el resto de esta entrada »

La sala de profesores es el lugar idóneo para conocer el estado de salud de una escuela o instituto. Las conversaciones que en ella mantienen los docentes, la manera como se agrupan o aíslan, la actividad que les ocupa o entretiene entre clase y clase, los textos que cuelgan en los tablones, y el material diverso que se amontona en la mesa, son indicadores  claros, un termómetro que, por extensión, marca la temperatura de todo el sistema educativo.

Algunas conversaciones demuestran, por ejemplo, cómo se concibe la relación entre profesores y alumnos: Lee el resto de esta entrada »

El interés del profesorado por la mejora de la convivencia en los centros educativos es evidente, y se plasma, por ejemplo, en la gran cantidad de cursos de formación que se programan, dirigidos al aprendizaje de técnicas para la resolución de conflictos.
Participo en algunos de ellos, y acostumbro a iniciar las sesiones anunciando que no es mi objetivo facilitar un recetario de medidas concretas para ser aplicadas según la situación y el momento en que surje el conflicto.
La aclaración parece obvia, ya que una misma medida, aplicada en dos situaciones similiares, pero clases distintas, no tiene porqué dar el mismo resultado. Lee el resto de esta entrada »


Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me he dedicado profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 942 seguidores más

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

agosto 2020
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31