iessecundaria

Posts Tagged ‘miedo

Maria Ángeles fue mi primera profesora de Lengua y Literatura en el instituto; bajita, delgada, no daba sensación de gran fortaleza física, pero le bastaba una mirada para silenciar y mantener en orden la clase.

Fuertes taconazos en el suelo del pasillo anunciaban cada día su llegada y, a medida que se aproximaba al aula, todos ocupábamos precipitadamente nuestro sitio. Cuando entraba en clase dejábamos de respirar, agachábamos la cabeza, la mirada fija en el libro, nos hacíamos pequeñitos confiando en no ser vistos.

Se sentaba ceremoniosamente en su silla de profesora, sacaba un bolígrafo del estuche, abría su libro de notas y, durante treinta segundos de infarto, se entretenía en pasar una a una las hojas, sin prisa, sabedora del terror que provocaba en nosotros. Leer el resto de esta entrada »

Es su primer año en el instituto, no le doy clase y, como es una de esas alumnas que van a lo suyo, intentando cumplir con su trabajo, evitando meterse en líos, nunca antes me había fijado en ella.

Entró en el despacho acompañada por otro alumno de segundo curso al que sí reconocí enseguida. Pregunté qué les pasaba y, después de mirarse el uno al otro varias veces, como invitándose mutuamente a contar lo sucedido, fue  él quien se animó a explicar el problema que  ella había tenido unos días antes.

Alguien le había quitado su mochila durante el tiempo de recreo, dejándole los libros de texto, pero llevándose el móvil y un estuche que guardaba en su interior. Ahora, creía haber visto la mochila en el patio, pero no conocía al alumno que se había apropiado de ella, y pedía que le ayudara a recuperarla.

Le pregunté por qué no había venido a denunciar el robo inmediatamente, lo que hubiera permitido descubrir al autor y solucionar el problema más fácilmente, y me respondió que no lo había hecho porque tenía miedo.

– Miedo de qué, le pregunté, ¿piensas que se va a meter contigo cuando descubramos quién es y le obliguemos a devolver lo que es tuyo?

– No, no es por eso, me dijo.

– ¿Entonces, de qué tenías miedo?

– De ti. Pensaba que si te lo decía me echarías la bronca y te enfadarías conmigo.

Después de hablar con el alumno que le había quitado la mochila, y acordar con su madre las medidas a adoptar, de acuerdo con nuestro reglamento de régimen interior, recuperamos lo robado, se aplicó la sanción correspondiente, y el problema quedó resuelto.

Caso cerrado, herida abierta. Después de muchos años de docencia, todavía hay situaciones a las que no me acostumbro, comentarios que no supero, y sentimientos que no digiero. Ha pasado una semana, me sigo sintiendo triste, y aún le doy vueltas, ¿es normal que esto suceda?

Me cuentan, quienes lo saben, que nuestro ínclito conseller de educación estuvo hace unos días en Lliria, población cercana a Valencia (para quienes no sean de la zona), poníendo la primera piedra del nuevo instituto Laurona, que reemplazará al actual, obsoleto desde hace años.

Mientras duren las obras, calculen dos años mínimo, alumnos y profesores compartirán clase en esos barracones de ensueño de los que habla Font de Mora, que tanto abundan en la Comunidad Valenciana.

El señor conseller, que como cualquier político aprovecha la más mínima ocasión para promocionarse en prensa, radio y televisión, esta vez puso la piedra de incógnito. No sé si esta renuncia a la pompa, boato y tradicional peloteo de adláteres, pudo deberse a que precisamente ese día los coquetos y confortables barracones permanecían inundados a causa de las últimas lluvias; o tal vez fuera el temor a un recibimiento hostil por parte de la comunidad educativa, que anda revuelta estos días preparándole concentraciones, encierros y huelgas para afearle su pésima gestión, el caso es que el personaje llegó, la puso y marchó.

Seguro que sus asesores de inauguraciones, viajes, festejos y varios no son los que le asesoran en cuestiones académicas; una pena, porque si alguien le explicara el valor de la discreción, el buen orden y equilibrio, no andaríamos a estas horas perdidos en los jardines que este hombre nos ha metido.

En algún lugar leí hace tiempo una frase de la que me apropié enseguida, creo que era de Comenius.  Hablaba de la inutilidad de enseñar a golpes, y consideraba que este método no era más que una estrategia del maestro para encubrir sus propias deficiencias frente al alumno.

Me identifico plenamente con la idea, y pienso en aquellos años de escuela y bachillerato en mi pueblo de La Mancha profunda, años de letra con sangre entra y de miedo hacia quienes se suponía que tenían como misión rescatarnos de la ignorancia. Aprendíamos poco porque teníamos miedo, y con miedo se aprende sólo a temer.

Terminó la dictadura, y estudié magisterio en la democracia. Con mi primer destino llegó mi primera obsesión como docente,  desterrar el miedo propio y tratar de que nunca lo conocieran mis alumnos: SAPERE AUDE!

Ahora, después de veintitantos años de profesión vuelvo a sentirme amenazado. Regresan los fantasmas del pasado, y soy un docente asustado. Siento el control de la administración en forma de voz de inspector que interroga tras un teléfono, la amenaza de expediente de boca de una secretaria autonómica de educación, la pérdida de mi libertad de cátedra, la obligación de enseñar lo que me dicen y como me dicen que lo haga, no como considero que es conveniente para que mis alumnos aprendan más y mejor.

Enseñaré poco, porque tengo miedo, y con miedo sólo se enseña a temer.


Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 949 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

mayo 2017
L M X J V S D
« Ene    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031