iessecundaria

Posts Tagged ‘funcionario

Disculpen el título, pero tenía que escribirlo. Después de muchos años dedicado a la docencia, en los que he disfrutado tanto como siempre imaginé que podría hacerlo en esta profesión, me toca vivir ahora uno de los momentos más complicados de mi carrera, y conste que he pasado por situaciones que pocos creerían que pueden darse en una escuela. Lee el resto de esta entrada »

Adjunto un documento para nostálgicos, para aquellos que sueñan con tiempos mejores en los que el maestro / la maestra era toda una institución.

Eran tiempos de hambre, “se pasaba más que un maestro de escuela”, pero se valoraba su trabajo, dicen algunos, y no se discutía su autoridad, los conflictos se resolvían sin mediadores, las familias apoyaban, y nadie se planteaba si se instruía o se educaba, sencillamente, se enseñaba.

El documento en cuestión es un contrato de maestra, y las cláusulas del mismo son para echarse a temblar, impensable en nuestros días. Pero exprimamos la idea: ¿qué pasaría si, ajustando los términos a las circunstancias y exigencias actuales, hubiéramos de comprometernos por escrito con unos mínimos laborales de los que responder periódicamente, y de cuya evaluación se derivaran, por ejemplo, diferencias de sueldo, mérito, promoción profesional, etc.?, ¿ayudaría en algo a mejorar el sistema?

Estoy a favor de la estabilidad, pero en contra de la impunidad laboral y la inmunidad normativa que comporta aprobar una oposición y convertirse en funcionario.

Disfrutad de la lectura.

contratodemaestra

Las empresas acuden a especialistas en recursos humanos cuando desean contratar nuevos trabajadores, intentan así asegurarse la contratación de los aspirantes cuyo perfil se ajuste más a las características del puesto que ofertan. Ya no basta con una titulación determinada  sino que, a igualdad de expediente académico, se escogerá a aquél cuyas características personales, experiencia previa, actitud y competencia para el puesto se considere más adecuada. Los procesos de selección de personal están encaminados a descubrir esas habilidades específicas que hacen que unos sean más aptos que otros para desempeñar de manera adecuada una tarea determinada.

Parece obvio y, sin embargo, el criterio de selección de personal docente, nada tiene que ver con esta lógica de contratación de los que se suponen más cualificados para trabajar en nuestras escuelas e institutos.

Hasta ahora, para ser funcionario docente basta con demostrar que sabes de algo que ya has demostrado saber: un matemático debe hacer un examen de conocimientos matemáticos, un licenciado en filología inglesa, un examen de inglés y a un licenciado en historia se le puede pedir que escriba, por ejemplo, lo que ocurrió en el 36.

Para ser honesto, he de reconocer que también se premia la experiencia docente y así, un compañero o compañera que ha trabajado varios años como interino, por el mero hecho de haberlo sido, concursa con ventaja respecto a otros compañeros con menos años de servicio, sin importar su grado de preparación para el puesto, y con independencia de que haya desempeñado su labor con más o menos acierto. Importa el número de años, no la calidad del trabajo realizado.

¿Para cuándo un test psicológico, o caracteriológico, una entrevista que deje al descubierto intenciones, intereses, motivación, preparación, o una simple declaración jurada en la que el aspirante admita conocer en qué consiste su trabajo y se comprometa a cumplir con todo aquello a lo que éste le obliga?

Todo el mundo tenemos derecho a trabajar y ganarnos un sueldo, pero qué pasa cuando ese derecho  interfiere en el derecho que otros tienen a recibir una educación en las mejores condiciones posibles, e impartida por las personas que mejor pueden ofrecérsela. No hablo de vocación, aunque tampoco me da vergüenza pedirla, hablo de profesionalidad, un concepto que también se aprende y del que cada día dan ejemplo con su trabajo miles de maestros y profesores de secundaria, pero que no figura de forma explícita en los planes de estudio del docente.

Cualquier reforma educativa que se intente estará condenada al fracaso, y nada cambiará, si no cambia el sistema de formación inicial, acceso, y formación permanente del profesorado, y se consigue crear un cuerpo preparado, concienciado, y motivado para el ejercicio de la tarea que la sociedad le encarga y reclama.


Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 950 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

agosto 2017
L M X J V S D
« Ene    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031