iessecundaria

Posts Tagged ‘religión

La iglesia católica, hasta no hace mucho faro que iluminaba conciencias, orientadora de espíritus despistados, y consejera infalible en cuestiones de moral y fe, está desconcertada. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Los dirigentes de la iglesia católica están cada vez más radicalizados, insisten en su pretensión de gobernar el mundo de acuerdo a sus leyes religiosas, intentando que cualquier actividad humana, y el orden social establecido, se ajuste a su verdad, la única verdad, la verdad absoluta, esa verdad que sólo ellos pueden matizar cuando las circunstancias lo exijen.
Cómo añoran los tiempos de la inquisición, o más recientemente del franquismo, en los que a cambio de pasear al dictador bajo palio, sin importarles la carnicería que durante años protagonizó, se les concedió patente de corso,  campaban a sus anchas, condenando o salvando según su santa voluntad. Y eso que su reino no es de este mundo.
Leo en El País que el Santo Padre Benedicto, en su juventud presunto seguidor del dogma nazi antes que del Católico, vuelve a cargar contra los homosexuales y su unión en matrimonio, término que no le gusta aplicar en estos casos y que, por tanto, condena, y todos debemos condenar. Amén.
Nos pide que respetemos el orden de la creación, de la naturaleza del ser humano como hombre y mujer, para evitar así vivir contra la verdad, contra el espíritu del creador.
La hipocresía de este hombre, y de quienes le siguen ciegamente , me resulta insoportable. ¿No está la iglesia norteamericana al borde de la bancarrota a causa de las elevadas indemnizaciones y multas que ha tenido que pagar, para responder a condenas y evitar juicios a curas pederastas?, ¿No ocurre lo mismo en España, y en otros países de Europa, donde se han conocido casos de abusos a menores que los gobernantes de la iglesia han tratado de ocultar, seguramente para que no se viera dañada su verdad?
Aboga por la defensa de la naturaleza del ser humano quien prohibe a los suyos manifestarse plenamente como hombres y mujeres, negándoles algo tan consustancial a su existencia, tan natural de acuerdo con los planes de Dios, como es la sexualidad, algo a lo que dicen renunciar (¿nos lo creemos?) en un acto supremo contra natura.
¡Ya vale! Que alguien haga algo para evitar la continua intromisión de la iglesia en nuestras vidas. Libertad absoluta para quien quiera vivir de acuerdo con la religión si le apetece, y la misma libertad para quienes tenemos un punto de vista diferente y no queremos soportar ingerencias de ningún tipo a este respecto.

Etiquetas: ,

Revolución (involución muchas veces), iglesia y educación han ido siempre de la mano en España.

En cualquier cambio de régimen, gobierno, o modelo social que se ha producido en nuestro país se  advierte la implicación de la iglesia, y su deseo de controlar la educación, cuya exclusividad ha ejercido durante demasiado tiempo. Desde que la Constitución de Cádiz en 1812 planteara por primera vez la necesidad de que ésta fuera universal, uniforme, pública y libre, y dejara de estar exclusivamente tutelada por el clero, la iglesia oficial se ha mostrado al lado de los sables que han abortado cualquier intento de libertad y alteración de un status quo que tanto les favorecía.

Fue el general Elios quien derogó “la Pepa” y devolvió la educación primaria a la iglesia; más tarde, Primo de Rivera incorporaría la religión como enseñanza obligatoria. La Constitución de la II República en 1931 estableció la gratuidad, la libertad de cátedra, la laicidad, y suprimió la enseñanza de la religión en las escuelas, pero Lerroux se encargó de paralizar la reforma tras las eleccines de 1933. La propuesta educativa  diseñada posteriormente por Azaña en 1936 no fue posible por la sublevación de Franco, que asentó su política educativa en dos pilares: catolicismo y patriotismo.

Con estos precedentes, y a pesar de los años que llevamos de democracia, nadie duda de que la iglesia sigue en su idea de recuperar algo que considera que le pertenece, el derecho a educar a toda la población de acuerdo con unos valores que cree únicos y verdaderos. Para esta institución tan rancia, al menos en su cúpula dirigente, esto es una carrera de fondo y, después de unos años de explosión de libertad en los que parecía que perdía peso e influencia, vuelve a la carga con renovadas energías, se manifiesta en la calle, coloca a sus peones en puestos de dirección política y social, gestiona medios de comunicación que envenenan la convivencia y, lo que es peor,  intenta echar raices en el corazón mismo del sistema educativo, ocupando escuelas e institutos, esparciendo en ellos la semilla de la división, la intransigencia, la imposición y el sometimiento a causas alejadas de la razón, el conocimiento y la ciencia.

Los generales no deben protagonizar nunca más una revolución en España, la próxima que se registre debería ser promovida por la educación, auténtico motor de cambio social. Pero para que esto sea posible, antes debe producirse un hecho verdaderamente revolucionario en nuestro país, sin el cual será difícil que cualquier reforma educativa se consolide: la eliminación de la enseñanza de la religión en los centros escolares públicos.

Una asociación británica ha puesto en marcha una campaña en favor del ateismo esgrimiendo un interesante eslogan: “Dios probablemente no existe, deje de preocuparse y disfrute de su vida”. Además de una invitación a tener en cuenta, es una de esas frases que con muy pocas palabras llena de contenido una idea.

Mi idea, que para no andar con rodeos se concreta en la necesidad de que las clases de religión salgan de los centros docentes, se refuerza diariamente cuando veo el papel de cruzados, auténticos mercenarios a sueldo de la iglesia católica, que parecen ejercer algunas profesoras y profesores de religión en muchos colegios e institutos.

Las muestras de antilaicismo radical de estos servidores del estado vaticano son cada vez más visibles, y amenazan con gangrenar el cuerpo mismo del sistema educativo, si no se plantea en serio una defensa adecuada a su desesperada ofensiva.

Es intolerable que una compañera de biología se plantee explicar o no un tema determinado del currículo de secundaria ante la posible crítica de una de estas profesoras, como lo sería el hecho de que, por el mismo motivo, compañeros de ética y filosofía se cuestionaran la oportunidad de abordar contenidos concretos relacionados con su materia.

En los centros educativos enseñamos ciencia, y formamos personas libres, capaces de analizar, deducir, extraer consecuencias y elaborar conclusiones; huímos del dogma, del freno a la imaginación, y el secuestro de las ideas. No nos conformamos con una educación de la respuesta, sino que animamos a la pregunta, algo incompatible con lo que defiende la cúpula eclesial.

Por ello, es necesaria la denuncia de los acuerdos Iglesia – Estado, y la abolición de esta servidumbre que padece el sistema educativo en favor de la religión.

Hay otra frase que suscribo y tampoco es mal eslogan: “No reces en mi instituto, y no pensaré en tu iglesia”.


Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 937 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

octubre 2017
L M X J V S D
« Ene    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031