iessecundaria

La profesora invisible

Posted on: 18 octubre 2017

      Tengo la costumbre, no sé si buena o mala, de añadir al convencional buenos días o tardes una pregunta retórica, “¿estás contento, eres feliz?”, cuando saludo a compañeros y compañeras que me importan. La respuesta habitual suele venir acompañada de algún comentario gracioso, alguna broma, o algún suspiro profundo que a veces interpreto como un cariñoso “dame paciencia, señor, con este tío“.

      En alguna ocasión, sin embargo, la contestación deja de ser intrascendente y hay quien aprovecha la insustancial pregunta para descargar tensión, o compartir preocupaciones, miedos, emociones.

      “Pues, mira, te voy a contestar”, me dijo hace unos días una compañera. “No estoy contenta porque, desde hace tiempo, me siento como invisible en el instituto”.

      Hablamos, creo que entendí a qué se refería y subí destrozado a clase. No era la primera persona que me comentaba algo así y, como en otras ocasiones, el comentario procedia de compañeros con una sorprendente capacidad de trabajo y una necesidad extraordinaria de poner todo su conocimiento, ideas y energía al servicio del alumnado y del centro. ¿Qué ha llevado a una profesional comprometida y luchadora como ella a experimentar esa horrible sensación de invisibilidad?

      Hace tiempo escribí sobre la soledad del profesor, por desgracia más habitual de lo que parece en muchos centros educativos, pero me resulta de una dureza extrema imaginar cómo se puede sentir alguien que se percibe invisible en un claustro con más de cien profesores y más de mil alumnos.

      Algo se está haciendo muy mal en el ámbito educativo cuando pedimos a nuestros profesores que eduquen al alumnado en valores, fomenten el trabajo cooperativo, animen a la participación, les enseñen a ser autónomos y solidarios, les ayuden a expresar emociones y sentimientos y, al tiempo, creamos estructuras organizativas y favorecemos condiciones laborales que les condenan a ellos mismos a la soledad o la invisibilidad. No es fácil enseñar lo que no se conoce, lo que no se practica, lo que no se vive, o aquello en lo que no se cree.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 940 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

octubre 2017
L M X J V S D
« Ene    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
A %d blogueros les gusta esto: