iessecundaria

Veinte céntimos de ná!

Posted on: 3 febrero 2016

Quería hablar conmigo justo antes de empezar la clase. ¿Ahora?, ¿te parece tan urgente?, ¿de qué quieres hablar?, ¿no puedes esperar un poco? Demasiadas preguntas que no ha entendido ni escuchado. “Jose me ha robado un Chupa-Chups”, ha sido su respuesta.

He echado una mirada al grupo, que acababa de subir del patio, urgía “poner orden”; además, no iba a retrasar la clase por un Chupa Chups de nada. Por un instante, he pensando pedir a Carlos que se sentara, sin embargo, le he visto tan nervioso y preocupado que no he podido evitar preguntarle quién era ese Jose y en qué curso estaba.  

“Sí, se lo he quitao yo, pero otras veces también le he dado cosas y él las ha cogido”, ha contestado cuando le he preguntado si era cierto lo que Carlos contaba.

Durante diez minutos he tratado de hacerle entender la diferencia entre dar voluntariamente algo a alguien o cogerlo sin que el propietario lo sepa y consienta. Pero ha sido inútil. ¡Por 20 céntimos de ná!, ¡por un Chupa Chups!, repetía una y otra vez, mientras intentaba hacerle comprender que no importaba tanto el valor del objeto como el hecho de haberlo robado -en palabras de Carlos- a un compañero.

De vuelta en casa, una cadena de televisión informaba de los últimos casos de corrupción que a todos nos indignan. He escuchado a presuntos corruptos negar evidencias que les inculpaban, una y otra vez. No lo he soportado. Si todo se aprende, también a ser corrupto, ¿dónde, en qué momento ha aprendido esta gente a robarnos a todos?, ¿cuándo, dónde han aprendido a no avergonzarse por ser tan infames?

No es la escuela, lo sé, el lugar donde todo y solo se aprende, pero me parece un espacio ideal para practicar el respeto al otro; entiéndanme, el respeto a todo lo que es de los otros, sentimientos, creencias, afectos, también lo que carece de valor material. ¿Se hace lo que se puede? A veces, creo que no, que nos agobiamos por cuestiones banales, como  seguir el ritmo de estudio de una editorial y pasamos por alto asuntos importantes como explicar cuánto valen, según las circunstancias, veinte céntimos de ná.

5 comentarios to "Veinte céntimos de ná!"

Qué alegría volver a “leerte”. Me parece acertado tu comentario, especialmente en este momento histórico, político. Si, muchas veces estamos tentados a pasar por alto ciertas cosas pero, como tú lo hiciste acertadamente te tomaste el tiempo para explicar que el monto de lo “robado” no es lo que verdaderamente importa sino el hecho en sí. Yo no tengo idea cuándo empezó a descarrilarse todo pero es importante conversar con nuestros alumnos acerca de los valores de nuestra sociedad, temas como el respeto a la vida, a los seres vivos en general, intercambiar ideas sobre el maltrato, la importancia de cuidar nuestro medio ambiente, la vida cotidiana en general debe empezar a formar parte de la formación y por supuesto tener claro que no se juega con el dinero público. El dinero público es sagrado y lo debo cuidar y administrar a favor de la ciudadanía así como no debo coger sin permiso el chupa chips de mi amigo. No me pertenece y debo respetarlo. Así también podré respetar el dinero del pueblo.

Erika, qué alegría saber que sigues ahí. Coincido contigo, creo que estamos muy preocupados en conseguir alumnos excelentes en todas las disciplinas de estudio, algo que me parece perfecto, pero tal vez no estemos poniendo el mismo empeño en conseguir también personas excelentes, lo que me parece un error extraordinario. De alguna manera -necesitaría algunos folios para explicarlo- estamos formando pequeños monstruos inteligentes, matemáticos y economistas brillantes que aplicarán sus conocimientos para aprovecharse de los demás, en lugar de hacerlo para ayudar a todos, o lingüistas maravillosos que pondrán toda su capacidad oratoria al servicio de embaucadores y estafadores sin escrúpulos. ¿No es algo así lo que estamos viendo? La gran pregunta que deberíamos contestar es: ¿educar, para qué?

Hacen falta más profesores como tú en la escuela pública. ánimo.

Hola!
He visto un tuit o un retuit tuyo y he abierto el blog pensando que hacía mucho que no te leía. Me imagino que has escrito menos por la vorágine de las 20 horas que nos tiene agotados a todos.
Gracias por escribir. A mi también me pasan cosas de estas, pero soy de ciencias, escribir me cuesta más. Bueno, soy de biología, que es como las letras de las ciencias. Ya tu sabes. ;))
Saludos.

Gracias, Pedro. Las veinte horas y alguna cosilla más, que todos andamos en mil cuestiones diferentes. Un enorme placer saludarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 782 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

febrero 2016
L M X J V S D
« Oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  
A %d blogueros les gusta esto: