iessecundaria

Matar a un profesor

Posted on: 21 abril 2015

Matar a un profesor es fácil, siempre vamos desarmados y no resulta difícil acercarse hasta nosotros. Nuestra única defensa frente a cualquier agresión es la palabra, la búsqueda de un argumento que desmonte al atacante, llamar a la reflexión, la cordura, la decencia, la sensatez, la razón.

Cada mañana, al atravesar la puerta del aula e introducirnos en ese incógnito espacio de relaciones complejas, amores, odios, deseos, represión, admiración, frustración, libertad, aceptación, desprecio o indiferencia, sabemos qué nos jugamos, sabemos cuánto arriesgamos y sabemos el porqué. No es fácil y, sin embargo, nos mostramos confiados, sin escudo, sin coraza, con la única protección que nos brinda la ilusión por hacer nuestro trabajo. ¿De qué habría que defenderse?

Matar a un profesor es una forma de suicidio, aunque el suicida lo ignore. Asesina a una persona, sí, pero se lleva con ella los sueños que sin su ayuda tal vez no podrá cumplir; mundos inimaginables, espacios desconocidos, insólitas experiencias que tal vez ya no descubra, proyectos ahora imposibles que guardaba para él y nunca podrá mostrarle.

Quien mata a su profesor no se respeta a sí mismo ni se quiere. Con la vida que arrebata renuncia a la posibilidad de contar con un amigo, un confidente, un aliado, una ayuda permanente, un guía, si se le permite, un orientador, un mediador, un maestro, alguien en quien confiar cuando se le necesita.

Nos parecía tan lejano, ¿verdad? Solo ocurría en Columbine, en América, al otro lado del mar, justo un día como ayer hace ya dieciséis años. Pero ahora también pasa aquí. ¿Qué estamos haciendo mal?

8 comentarios to "Matar a un profesor"

Creo que, como docentes, no hacemos nada mal. Y no deseamos el mal a nuestro alumnado. Eso sí, hay otra forma de “matar” a un profesor, o que éste vaya muriendo poco a poco, y es la pérdida de la ilusión provocada por, justamente, la pérdida de la ilusión por mejorar en la vida de los propios alumnos.
Por otro lado, ¿cómo no estar de acuerdo con tus palabras? ¿Cómo no sentirnos así, como todos nos sentimos desde ayer?
¿Quién hace mal a las personas? ¿La televisión (creo que nos “americanizamos” con ella; ¿sigue el mundo anglosajón en su afán imperialista?)? ¿La falta de contacto humano real? ¿La pérdida de los principios? ¿Los legisladores? ¿Los padres, como base de todo desarrollo posterior de la persona-alumno? ¿El “zeitgeist”?
Yo me dejo la vida intentando que mis alumnos aprendan matemáticas y, sobre todo, que aprendan a pensar por sí mismos de una forma crítica. Y no me importa dejarme la vida en este empeño de la enseñanza, pero poco a poco, por favor, que no venga nadie a quitármela de golpe.
Saludos a tod@s, compañer@s.

Reblogueó esto en Grupo de innovación e investigación pedagógica "Mestre Ripoll"y comentado:
“Matar a un profesor” por @jpslatorre,

Con tu permiso, he reblogueado.

Por supuesto, antolomagico, la pregunta final no se refiere solo al profesorado, sino a la sociedad en su conjunto. Algo no estamos haciendo bien (administración, familia, docentes, servicios sociales, medios de comunicacion, etc.) para que se haya llegado a este punto. Afortunadamente, todavía es un hecho aislado, pero habrá que estar atentos.
Agradezco tu “reblog” y el de A.M.

Yo no pienso que del hecho del otro día se puedan sacar conclusiones sobre que está haciendo mal el conjunto de los profesores… pero me ha gustado tu entrada porque habla de embajadores de paz de diálogo, de una profesión que busca humanizar a las personas… Gracias

Claro que no, Antonio, ya aclaro en el comentario anterior que la idea no es responsabilizar al profesorado, pero sí creo que debemos asumir la parte que nos corresponda, sea mucha o poca, y debatir respecto a qué podríamos y deberíamos hacer de manera diferente. Cuando, por desgracia, se producen situaciones como la que comentamos, se impone la reflexión y la búsqueda de soluciones preventivas y curativas.
Gracias a ti, por supuesto. Un saludo.

Efectivamente, compañeros. En esta ocasión le ha tocado a uno de los nuestros, realmente de todos porque un maestro, un profesor, es patrimonio de toda la sociedad, de toda la juventud, de toda la infancia. Patrimonio del bien común. Puestos a hacer daño, un profesor , como bien dices, Juan Pedro, es una presa fácil. Recordemos que en esa caza del maestro el mismo F G Lorca fue asesinado , entre otros, junto al maestro Dióscoro, minusválido físico.
Aunque en este caso se ha hablado de trastorno y patología psiquiátricas, una vez más se pone de manifiesto que también la insensibilización hacia el maltrato, la barbarie y la falta de respeto a la vida l están globalizados desconociendo fronteras o límites. Constatamos desgraciadamente que en la actualidad nadie está exento de riesgos. Las sociedades que presumen o pretenden gestionar colectivos de personas moralmente educadas tienen esta asignatura eternamente pendiente. Los centros educativos, por su parte, reafirmándose de nuevo en la idea de erigirse en ese último dique de contención, a frenar, filtrar, canalizar, reconducir y modificar ciertas creencias, conductas o usos sociales. Pero fundamentalmente, las escuelas y los maestros están para mostrar, consolidar, trasmitir valores y, sobre todo, dar mucho ejemplo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 782 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

abril 2015
L M X J V S D
« Mar   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
A %d blogueros les gusta esto: