iessecundaria

Probemos con las preguntas en las aulas

Posted on: 13 enero 2015

La escuela, un espacio concebido para la educación del alumnado en el que el protagonismo absoluto corresponde al profesorado, suele premiar la respuesta y censurar la pregunta por creerla subversiva.

Los tan cacareados malos resultados que tradicionalmente obtenemos en pruebas internacionales de evaluación, las desalentadoras estadísticas sobre rendimiento académico que un trimestre tras otro analizamos en colegios e institutos, las escasas propuestas de mejora renovadoras que se producen habitualmente en los claustros, o el aparente desánimo con el que el profesorado se enfrenta cada día a la ingente tarea de modificar el rumbo de un barco que navega a la deriva no parecen signos suficientes para hacernos comprender la necesidad de un cambio urgente de paradigma educativo.

La obsesión por los contenidos, el empeño en que nuestros alumnos y alumnas almacenen tantas respuestas como les sea posible a preguntas que no se formulan, la aceptación de modelos organizativos que nos constriñen, la preocupación por el diseño de estrictos cuerpos normativos cuyo cumplimiento convertimos en prioridad casi exclusiva, el etiquetado de personas, la impermeabilización a cualquier influencia exterior, la jerarquización y el autoritarismo deben ser desterrados de la enseñanza. Urge enseñar a preguntar, animar a preguntar, incitar a buscar preguntas que cuestionen respuestas a preguntas anteriores, es necesario acabar con el silencio que se impone en las aulas, de manera instintiva unas veces y muy reflexiva otras.

Dice Jorge Wagensberg en su libro de aforismos “Más árboles que ramas”: “cambiar de respuesta es evolución, cambiar de pregunta es revolución”. En nuestro caso, resulta dramático y paradójico el hecho de que las respuestas que exigimos a nuestros alumnos y alumnas, esas que consideramos imprescindible que aprendan para otorgarles un título que los “encamine al éxito”, son siempre las mismas, año tras año, curso tras curso, incluso cuando las cambiamos. También aquellas otras que no están relacionadas con los contenidos de una materia. Una evolución ridícula.

Si esta obsesión nuestra por enseñar respuestas no produce los resultados que deseamos, ¿por qué no intentar la revolución, entonces? Probemos con las preguntas, escuchemos qué nos dicen los alumnos y no eludamos respuestas.

3 comentarios to "Probemos con las preguntas en las aulas"

Reblogueó esto en Grupo de innovación e investigación pedagógica "Mestre Ripoll"y comentado:
“Probemos con las preguntas en las aulas”, por @jpslatorre.

Demasiados corsés, limitaciones, etiquetas, imposiciones, cauces que conducen inexorablemente a una finalidad predeterminada sin apenas conceder posibilidades de cambio ni a la exploración de nuevos itinerarios. ¿Es esta la escuela, la educación, el futuro para nuestros jóvenes que pretendemos? A veces me viene a la mente el cuento de “ Virtudes Choiqué “ sobre la maestrita de las aldeas en las montañas que consideraba formidables a sus alumnos, a todos sin distinción, entendiendo la diversidad, conociendo, queriendo, ayudando, acompañando y procurando para sus niños la seguridad y autoestimación necesarias para perseguir la felicidad que todo ser humano ansía.
Desde las más altas instancias se preconiza la necesidad de la creación, la investigación, la innovación o la originalidad como banderas del talento pero, de forma cansina, machacona e impenitente, día a día, se trabaja en la línea de la unificación, la uniformidad de lo social y políticamente tan aceptable como correcto en no pocos contextos. Pocos han tenido la suerte de contar en su propio historial educativo con maestros que han sabido o querido identificar las inteligencias concretas de cada persona, valorarlas, respetarlas y potenciarlas. Pocos han pasado por exámenes no sólo para emitir respuestas concretas, términos concretos y en una forma concreta de resolución, sino también para demostrar que se ha recabado información variada para resolver de forma original una problemática cargada de realidad y sentido prácticos.
Cuando éramos chavales se identificaba a la memoria con la inteligencia, con la excelencia; mejor si de forma fotográfica se reproducía el contenido demandado. Recuerdo que en ocasiones se censuraba el hecho de preguntar sobre un tema concreto, curiosear sobre contenidos que no tocaban, hacer dibujos que no eran copia de…o llevar una revista de carácter científico.
Cuántas alas se han cortado, curiosidades ninguneadas, inquietudes reconvertidas, personalidades domesticadas o futuros encauzados en lo que esta sociedad supuestamente necesita. ¿De esta manera vamos a potenciar la creatividad, el ingenio o la innovación?
Es posible que los grandes genios, los grandes talentos, aquellos que han modificado
para bien la Humanidad hayan sido o son personajes especializados en nadar contra
corriente, cazadores empecinados de sus propios sueños, conscientes de que el bien más
preciado es su inteligencia acompañada, eso sí, de una mayor obstinación.

Lo dramático, Juan, es que todavía siga primando esa visión corta de la enseñanza, esa idea de la educación como reproducción de modelos trasnochados. Tantos cambios a nuestro alrededor y las escuelas continúan resistiéndose a ser, precisamente, espacios que abanderen el cambio.
Me gustaría ser optimista, pero me cuesta. No veo por ninguna parte intención de promover las reformas que harían posible, de verdad, avanzar en la dirección que propones; por cierto, de la manera tan precisa como siempre lo haces.
Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 782 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

enero 2015
L M X J V S D
« Dic   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
A %d blogueros les gusta esto: