iessecundaria

Zozobra subjetiva intensa

Posted on: 7 octubre 2014

Cómo disfrutaría un etnógrafo escolar en una sesión de evaluación de Secundaria. Licenciados, doctores, catedráticos de instituto en las más diversas disciplinas reunidos en torno a una mesa, analizando, como si se tratara de auténticos expertos en la materia, cuestiones sobre las que en muchos casos no tienen ni idea o saben muy poco de ellas.

Lo mismo teorizamos sobre un autismo clásico que deliberamos sobre un síndrome de Asperger, resolvemos conflictos, decidimos qué hacer con un alumno TDAH o debatimos sobre un trastorno de conducta. Tratamos dislexias, estudiamos anorexias, atendemos, si se tercia, algún problema familiar que influye en el ánimo y motivación de nuestros alumnos y no hay un caso de acoso que dejemos pasar por alto. Miedos, fobias, conflictos de identidad, dificultades de audición y lenguaje, disfunciones motóricas, trastornos mentales, nada parece quedar fuera de nuestro ámbito de actuación, puesto que cualquier circunstancia influye en el interés del estudiante por el estudio y en su rendimiento académico. Al final, sin embargo, todo se concreta en una nota: un tres, un cinco, un siete, lo que nos han enseñado.ninos3

¿En qué otra profesión, como en la nuestra, existe una incoherencia tan importante entre la formación que se recibe, las pruebas de idoneidad que se realizan para ejercerla y lo que la práctica diaria exige?

Hace unos días, un dirigente político ha avanzado sus propuestas en educación, si llega a ser presidente: reducir el número de alumnos por clase, subir el sueldo al profesorado e implantar un “MIR educativo”. No están mal, pero se me quedan cortas. Si se pretende ser serio, pasar de electoralismos y apostar, de verdad, por un modelo educativo sólido y valioso, tanto en el aspecto personal como social, podríamos empezar por cambiar radicalmente el modelo de formación inicial del profesorado.

Entre otras cosas, para que cuando nos reunamos en torno a una mesa para analizar los motivos por los que nuestros alumnos y alumnas no aprenden lo que les enseñamos seamos capaces de identificar las causas, encontrar soluciones y disponer de los recursos profesionales necesarios para aplicarlas.

Ah, casi lo olvido, y para que no tengamos que asustarnos, poner cara de póquer y sentirnos perdidos ante un informe psiquiátrico que dictamina que un alumno padece zozobra subjetiva intensa, el último concepto desconcertante al que nos enfrentamos la semana pasada.

¿Podría empezar por aquí la auténtica revolución educativa?

3 comentarios to "Zozobra subjetiva intensa"

Reblogueó esto en Grupo de innovación e investigación pedagógica "Mestre Ripoll"y comentado:
Por @jpslatorre: Zozobra subjetiva intensa

La experiencia, los conocimientos, la reflexión, la autocrítica y la continua aspiración de superación, sin duda que nos hace mejores o al menos ayuda a aceptarnos en mejor grado. Pero todo esto no es suficiente. Un profesional debe recibir una adecuada formación inicial y adaptaciones continuas, no nos ocurra como a alguna persona a la que no se la ha preparado en algo en particular y pueda extender alguna enfermedad extremadamente contagiosa y letal. Y además, quienes dirigen, mandan y sancionan, esquivan responsabilidades centrando la culpabilidad, como siempre, en “ poca ropa “, en la presa fácil. La Educación, no es una excepción y ocurre lo mismo. Se demanda actualmente un perfil de superhéroe capaz de reconocer, diagnosticar y tratar certeramente toda suerte de casos, a veces muy complejos que la misma sociedad genera.
Curiosamente, “ a toro pasado “ la reflexión nos lleva al diagnostico sobre algún caso de síndrome de asperger o TDAH que hace veintimuchos años vivimos y que no hicimos casi nada por esas criaturas por desconocimiento.
Está claro que educamos a una población variada y diversa que requiere de intervenciones diferentes para adaptarnos a sus especificidades. Coincido en que no podemos ni debemos cocinar el mismo menú para todos, ni disponer de un mando a distancia para controlar comportamientos y actitudes. Una finalidad tan sublime que aspira a la formación y construcción de personas, requiere del control de muchas variables.
Una de ellas, sin duda, es la formación inicial del profesorado. Como en otras tantas disciplinas universitarias, el divorcio entre la teoría y la práctica, la formación y la realidad, es un hecho. La formación continua, autoexigencia, profesionalidad, autocrítica…generarán seriedad y posible consecución parcial del prestigio perdido. Pero lo más importante: se supone que como padres, todos aspiramos a la mejor de las atenciones en los centros educativos para nuestros hijos. Si como ciudadanos requerimos buenos sanitarios y acertados gestores públicos, también como educadores, al alzar la vista en la clase, podríamos pensar en aquello de: “ mi hij@ podría ser alguno de estos chavales que tengo delante. ¿qué puedo/debo hacer por ell@s?
Seguro que con esa actitud aflorará lo mejor de nosotros mismos. El movimiento, el cambio, comienza desde dentro de nosotros, parte de ciencia, parte de arte, actitud de ayuda y mucho, mucho de afectos.

Así es, Juan, este trabajo requiere, entre otras cosas, buenas aptitudes, una actitud decidida y una capacidad de empatía importante. Y una buena formación, por supuesto; la inicial no acaba de concretarse y el tan traído y llevado master de secundaria no cubre, en mi opinión, las ncesidades. Por otra parte, la formación continua ha recibido un palo enorme con la supresión de los centros de profesores que, aunque mejorables, realizaban una interesante tarea de dinamización y ofrecían posibilidades para que cada cual encontrara la acción formativa que demandaba.
Terminas hablando de afectos y, al final, creo que es el concepto que puede salvarnos de la quema, solo el amor por la tarea que realizamos y la convicción de que “trabajamos para” y no solo “trabajamos por”, podrá evitar que esto acabe como el rosario de la aurora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 782 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

octubre 2014
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
A %d blogueros les gusta esto: