iessecundaria

¿De qué hablamos en la escuela?

Posted on: 6 marzo 2014

Supongo que, además de todo lo que nos exigen, hablamos del paro, la reforma laboral, los enormes beneficios que registran los bancos rescatados con dinero público, la injusta reducción del salario de los trabajadores, la atención que no reciben las personas dependientes, la privatización de la educación y la sanidad, el anteproyecto de reforma de ley del aborto, el drama de la inmigración, el proyecto de ley de orden público que nos impedirá protestar en la calle, o la sorprendente recuperación económica que vende el gobierno y nadie cree.

Porque, si no estamos hablando de esto, ¿de qué puñetas hablamos? Estos son los problemas que viven nuestros alumnos en sus casas, las cuestiones por las que ven sufrir a sus padres, los temas que van a condicionar su vida futura, esa vida para la que decimos que les preparamos, pero de la que no les hablamos.

¿Qué clase de profesores somos, si ignoramos el contexto, la cultura, las vivencias, las inquietudes y necesidades que cada uno de nuestros alumnos lleva al aula? No estamos proporcionándoles la educación que necesitan, la que les ayude a identificar las dificultades que atraviesan, las dudas que les asaltan, los conflictos con los que conviven, la que les proporcione estrategias que les permitan actuar sobre esa realidad cruel que necesitan cambiar y ocultamos en la escuela.

Perdemos el tiempo intentando hacer que se interesen por lo que no les importa, pretendiendo que olviden lo que les preocupa. Es hora de que nuestras aulas se transformen en espacios a los que los alumnos acuden ilusionados, lugares en los que encuentren la complicidad de profesores que les animen a cuestionar y desmontar las falsas verdades que transmiten los medios de comunicación e impone el gobierno de turno.

No deberían ser las escuelas rediles en los que amontonar borregos que engordamos un tiempo a base de contenidos y enviamos después, sin defensa, al matadero. Deberían ser lugares de debate y reflexión, viveros de preguntas, cementerios de respuestas inútiles, territorios libres de certezas absolutas, espacios en los que insuflar a los alumnos la confianza y el coraje necesarios para configurar un mundo distinto al que padecen.

Hoy, necesitamos una educación para la igualdad, la liberación y la esperanza. Precisamos profesores concienciados con la realidad social que viven sus alumnos y ellos mismos, comprometidos con una educación de verdad integradora y libertadora. Urgen alumnos bien formados, preparados para el cambio necesario e ilusionados por realizarlo.

1 Response to "¿De qué hablamos en la escuela?"

Reblogueó esto en Grupo de innovación e investigación pedagógica "Mestre Ripoll"y comentado:
Por Juan Pedro Serrano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 782 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

marzo 2014
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
A %d blogueros les gusta esto: