iessecundaria

El fontanero era Carlos

Posted on: 8 julio 2013

El fontanero ha venido a arreglar una tubería a casa de mi vecino; como tenía que salir a realizar unas compras, me ha pedido que echara un vistazo y recogiera las llaves, si terminaba la faena antes de que hubiera vuelto. Mientras me presentaba al obrero, éste, sorprendido, le ha interrumpido y dirigiéndose a mí: “hombre, Juan Pedro, mi profe del instituto”.

Le he mirado con atención, su cara me resultaba familiar, pero no recordaba su nombre, lo que me ha hecho sentir un poco incómodo. Me ha preguntado, “¿no te acuerdas de mí?” y he tenido que reconocer que no. Hemos hablado un momento, me ha dado algunas pistas y, de repente, le he visto sentado en clase: el fontanero era Carlos.

Mi alegría por reencontrarme con un antiguo alumno ha durado poco. “¿Cómo te va? Bien, a pesar de vosotros. ¿Y eso? Bueno, os empeñasteis en que no terminara Bachillerato y he tenido que buscarme la vida para estudiar lo que quería. No repetí 1º, como me aconsejasteis, hice un Ciclo Formativo de Grado Medio, completé después el Superior y este curso he acabado 1º de Sociología en la universidad”.

Encajé como pude el reproche, intenté dar por zanjado el asunto, pero su idea era distinta, sospecho que había soñado con un momento como éste en más de una ocasión. “Bueno, me alegro muchísimo de que te vaya bien y, al final, puedas estudiar lo que querías. Sí, pero no me ayudasteis mucho vosotros, apretáis demasiado en Bachillerato, no sé para qué. He conocido gente que ha estudiado en otros institutos y estoy seguro de que yo también hubiera aprobado allí. Vais a fastidiar a muchos así”.

Carlos será sin duda sociólogo, a pesar del profesorado que no supo descubrir sus muchas cualidades, que no confió en sus posibilidades y pretendió hacerle ver que lo suyo era otra cosa. Sé que lo conseguirá por la manera en que me miraba mientras hablábamos, por la determinación con la que se expresaba y por el deseo que me transmitió de demostrarnos y demostrarse que no era él quien estaba equivocado.

Otros muchos Carlos sin la voluntad de mi amigo fontanero pasarán por nuestras manos, se sentarán con nosotros en las aulas, compartirán nuestras clases y, después de enseñarles cuánto sabemos, renunciar a descubrir qué quieren aprender y etiquetarlos convenientemente, sentenciaremos que no sirven para estudiar y les ayudaremos a olvidar sus sueños. Confío en que algún día, cuando nos encontremos por cualquier calle del pueblo, me saludarán con gusto, sin rabia, sin necesidad de contener su odio hacia mí, o hacia otros compañeros. Confío en que yo también podré saludarlos sin sentirme avergonzado.

Anuncios

5 comentarios to "El fontanero era Carlos"

Entiendo perfectamente a Carlos, porque hace casi treinta años ya, yo fui Carlos: apenas un crío, académicamente perdido, atrapado en el COU de ciencias, deseando estudiar Historia en la universidad y desahuciado por todos mis profesores excepto por uno, un profesional, un ser humano enorme al que le debo ser lo que quería ser y lo que hoy soy: profe de Historia en la Pública. Y hoy, desde la perspectiva que da el tiempo, miro a aquellos profesores que nunca me orientaron, que se limitaron a “medir” mis marcas académicas y que en el fondo pasaron olímpicamente de mí, y lo único que siento es un agradecimiento inmenso hacia don Conrado. Hacia los demás, nada. Pero a veces no puedo evitar preguntarme qué habría sido profesionalmente de mí sin aquel profesor. Y la respuesta me produce vértigo. Porque entonces entiendo la enorme responsabilidad que conlleva mi profesión.

El discurso del maestro en el aula factor clave para la construcción de una ciudadanía responsable (III Congreso Internacional de Etnografía y Educación) http://icuestiona.com/2013/07/11/en-el-aula-se-deben-formar-ciudadanos-responsables/

(CASI) TODOS SOMOS CARLOS
Totalmente de acuerdo con A.M. y contigo. Digo casi todos porque aún no siendo el mismo caso que expones recuerdo lo que estudiaron mis compañeros de bachiller, medicina el hijo del médico, enfermería el hijo del ATS, magisterio los hijos de los maestros, económicas los hijos de los empleados de banca, arquitectura el hijo del constructor, etc. Y yo, que no pertenecía a ese grupo porque mis padres no tenían estudios, debería haber hecho medicina porque era lo que me gustaba, pero por falta de información acabé cursando una carrera de letras. A algunos de ellos les he visto y me han confesado que no les gusta la profesión, lo que no es óbice ni valladar para que sean buenos profesionales, quizá mejores que otros que lo hicieron convencidos.

Volviendo al presente y tu comentario, no entiendo que se deje a un alumno de 2º Bach. con una asignatura para septiembre (perdón junio), o dos o incluso tres, cuando estamos hartos de ver, si se les pasa, que luego aprueban la PAU en la mayoría de los casos. Pienso que en muchos casos el profesorado actúa como meros controladores de calidad de seres humanos, como si fueran piezas o tornillos defectuosos que hubiese que eliminar para un hipotético sistema que no se sabe cual es. Sin ir muy lejos recuerdo este año el caso de una alumna repetidora de 2º a la que han vuelto a quedarle, creo que dos, y tendrá que acabar a distancia. Quiere hacer un ciclo de grado superior, se exige 2º Bach. o mayor de edad y prueba de acceso (si no estoy mal informado), prueba que no ha hecho. No nos hace falta ley Wert, la llevamos dentro.

B. Cellini

Por desgracia cellini, tienes razón: la llevamos (la llevan) dentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 951 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

julio 2013
L M X J V S D
« Jun   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
A %d blogueros les gusta esto: