iessecundaria

Religión, la asignatura imposible

Posted on: 25 junio 2013

Estos son los resultados de final de curso de la “asignatura” de Religión en un instituto de secundaria público. ¿Les parecen creíbles?, ¿Los considerarían razonables, si se hubieran producido en cualquier otra asignatura de la E.S.O.?

CURSO

N alum

SUSP

SUFI

BIEN

NOTA

SOB

7

8

9

10

1º ESO

84

0

1

4

12

7

39

21

2º ESO

67

0

2

1

1

10

39

14

3º ESO

59

0

3

1

5

15

20

15

4º ESO

27

0

0

0

2

1

20

4

No pretendo generalizar los datos, sé que cada centro educativo es diferente, como diferentes son las motivaciones y planteamientos de los catequistas que llevan hasta ellos la palabra de Dios, sin embargo, sospecho que estas notas increíbles revelan los verdaderos objetivos de esta “asignatura”, que no son pedagógicos ni religiosos, sino comerciales y doctrinales.

¿Cómo justificar desde un punto de vista académico y estadístico que el 100% del alumnado de E.S.O. de un instituto apruebe una asignatura?

¿Cómo explicar, además, que casi el 73% de los estudiantes que cursan esa asignatura la aprueben con sobresaliente -49.7% obtienen una nota de 9 y 22.8% consiguen un 10-, mientras que solo el 2.5% del alumnado obtiene una nota de 5 y 6?

La religión es una asignatura imposible en un centro educativo, nada hay que justifique que los alumnos la estudien en la escuela. El protagonismo que se le quiere otorgar supone un elemento distorsionador de la actividad académica, un anacronismo pedagógico, el recuerdo de un tiempo pasado que en ningún caso fue mejor,  la rendición de un gobierno débil ante la imposición de la conferencia episcopal, una frustración inmensa para quienes pensamos que en la educación no hay espacio para el adoctrinamiento, el abandono definitivo en la búsqueda de un modelo educativo justo que con tanta insistencia y todo el derecho del mundo exige a gritos la ciudadanía.

21 comentarios to "Religión, la asignatura imposible"

Traduciendo el cuento a lo Monterroso de Antonio Díez, “¡Milagro¡”, te diría que eres hombre de poca fe. Por eso no comprendes tus propios datos estadísticos. Si creyeras y tuvieras fe se te rebelarían en toda su magnitud como lo más razonable y lógico del universo.

Dices “La religión es una asignatura imposible en un centro educativo, nada hay que justifique que los alumnos la estudien en la escuela”. Se te olvida el concordato vigente, tanto con gobiernos de derecha como de “izquierda”. Que haya mayor o menor presencia de esta “creencia “en los planes de estudio, sabemos que depende del partido gobernante de turno. Pero la “izquierda” no se ha atrevido a sacarla de los programas. Luego, hay una justificación de peso.

Sigues, “El protagonismo que se le quiere otorgar supone un elemento distorsionador de la actividad académica”. Yo diría que ya es distorsionador y lo lleva siendo desde hace mucho tiempo. Hace años que la “clase” de religión es un guirigay en la mayoría de los centros, donde ni siquiera hay adoctrinamiento. Recuerdo mis clases de religión hasta 4º de Bachiller donde estudiábamos Historia Sagrada, Antiguo y Nuevo
Testamento; preguntas en todas las clases sobre lo que el cura Don Vicente nos había mandado estudiar el día anterior, exámenes, suspensos y examen de recuperación en septiembre. Aquello funcionaba como una asignatura más. Era lo que había y por ello conozco la Hª Sagrada y un poco de la Hª de las religiones. Ahora ni eso. En Bachiller Superior tuve a un cura joven y progre que nos hablaba a principios de los 70 del Apartheid sudafricano.

Continuas, “un anacronismo pedagógico, el recuerdo de un tiempo pasado que en ningún caso fue mejor”.Tu hablas desde tu punto de vista, claro. Desde el suyo, evidentemente, ese tiempo fue mucho mejor. De ahí su añoranza y vuelta al pasado. ¡Aunque si al menos los alumnos estudiaran Hª Sagrada y/o de las Religiones¡ Pero me temo que no es esa su idea.

Insistes, “la rendición de un gobierno débil ante la imposición de la conferencia Episcopal”. Yo diría “la complacencia de un gobierno con los postulados de la conferencia Episcopal”.

Manifiestas, “una frustración inmensa para quienes pensamos que en la educación no hay espacio para el adoctrinamiento”. Mas bien creo en “la constatación inmensa……para el adoctrinamiento religioso”. Todo el mundo adoctrinamos de una forma o de otra. Tu misma reflexión sobre estas notas en un aula podría ser calificada de adoctrinamiento según para quien.

Y cierras, “el abandono definitivo en la búsqueda de un modelo educativo justo”. ¿Alguna vez hubo algún intento de buscar un modelo educativo en este país desde el 75? Llevamos tantos planes de estudios como de legislaturas.

B. Cellini

LAS CREENCIAS RELIGIOSAS NUNCA DEBERÍAN DE SER EVALUABLES. ¿Cuánto presupuesto se va en mantener la religión católica y su asignatura alternativa, totalmente vacía de contenido y a menudo causa de problemas en los centros de enseñanza ? ¿Los católicos practicantes no reciben sus catequesis en las parroquias?

M’agrada allò de l’anacronisme pedagògic. Em remet a una conversa que vaig escoltar enguany a la “catequista” del meu institut al voltant del dia de la dona. Ella “també” va titllar d’anacronisme aquest dia de lluita i reivindicació.
Els espais atorgats a la religió no sols s’utilitzen per a la difusió dels continguts propis, sinó per a bastir la massa crítica que els permeta mantenir i fer progressar el seu statu quo.

la asignatura de religión no es obligatoria, puedes elegir entre esta o alternativa, dentro de un cierto adoctrinamiento tienes la opción de escogerla o no
no así pasaba con educación para la ciudadanía, que era obligatorio adoctrinamiento progresista de izquierdas, evidentemente tu no te metes con esta asignatura porque te complace, porque?, eres de izquierdas, todo lo que viene del otro lado es sistemáticamente dañino para la educación

Creo, sinceramente, que no admite comparación la asignatura de una religión determinada con la educación para la ciudadanía. Aquí no hay dos catecismos ni dos claros adoctrinamientos. Toda sociedad civilizada debe ofrecer pautas a sus ciudadanos, sobre todo en edad temprana, para la construcción de personas respetuosas, tolerantes, solidarias,…dentro de los parámetros consensuados que se inspiran en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Otra cosa es aquello que se impartía otrora, denominada “Formación del Espíritu Nacional “. Eso también es otra cosa en la sintonía de los adoctrinamientos. No se confunda la velocidad con el tocino.
Toda institución tiende a perpetuarse en el tiempo y hace uso de los mecanismos a su disposición para ganar ese objetivo. Es normal que estas organizaciones que controlan una parte de la red educativa, si las autoridades educativas se lo permiten, adoctrinen a su medida. Dada la desafección en aumento de una buena parte de la sociedad actual hacia la confesión religiosa mayoritaria en este país por su inmovilismo hacia el celibato del clero, el papel de la mujer en la Jerarquía, la Iglesia oficial y la Iglesia del pueblo…es normal que se rentabilice un recurso a disposición como es el de la Educación para sembrar con la esperanza de aguantar ante un futuro incierto.
Y la verdad es que, a pesar de la gran diversidad de enfoques y de especialistas, la realidad desgraciadamente se generaliza. A la vez que hay especialistas excelentes en esta materia, nos encontramos con demasiados que, a menudo, basan su trabajo en la visualización de películitas y lo más demoledor: magníficos resultados sin suspensos y calificaciones muy notables.
Como mínimo se impone la reflexión sobre un tema tan delicado como este porque la película sigue pero…con algún cambio. Desaparece la EPC. Muy curioso. La Educación no debe ser algo de derechas ni de izquierdas, la debe manejar personal serio competente y bien dirigido por su Administración; pero ya se dijo hace tiempo: “ Dios que buen vasallo su hubiese buen señor “.

Los resultados son de “un instituto”. Por tanto, no son representativos. En cualquiera caso, los resultados no son tan anómalos, porque la Religión es, desgraciadamente. una “María” en el sistema educativo. No computa para el expediente académico. ¿Cómo se evalúa una asignatura que no cuenta para nota? Lo mismo suele pasar con la alternativa, Atención Educativa. Es muy raro que algún alumno la suspenda y las notas, por lo general, suelen ser buenas. Estas asignaturas son como un trámite para los alumnos y los profesores suelen estar “vendidos”, porque la administración les ha dejado sin recursos para poder dar estas asignaturas con un mínimo de seriedad.

Antonio, los milagros no existen, como muy bien sabes. Esto no es cosa de los dioses, ¿verdad? Por cierto, espero que fuera bien tu recital del día 28 en Salamanca.
Juan Sintierra, no tengo fe en los dioses, de cuya existencia dudo, pero todavía me queda un punto de fe en las personas, en algunas personas. De acuerdo, está el concordato con la santa y siempre sospechosa sede, pero sigo en mi idea de algún post anterior, hay leyes ilegales, que no se pueden obedecer.
Es posible que tengas razón respecto al hecho de que todos, de alguna manera, inconsciente en cualquier caso, adoctrinemos, pero ahora me limito a reflejar fielmente los datos de final de curso de la “asignatura”, que me parecen de escándalo.
Respecto a los planes de estudio más o menos justos, creo que nosotros, los docentes, tenemos mucho que decir. A fin de cuentas, somos nosotros quienes los aplicamos en el aula y podemos, por tanto, ampliar o reducir el sesgo ideológico que puedan tener.
Esperanza, totalmente de acuerdo contigo; religión, sí, para quienes la quieran, pero donde corresponda. La escuela no es el lugar.
Anónimo, ésa es la idea y así trato de expresarlo. El objetivo de esta “no-asignatura” no es religioso, sino comercial.
Fernan, agradezco muchísimo tu comentario, créeme, pero me siento incapaz de contestarlo. He debatido tanto sobre este tema en los últimos años, que ya me da un poquito de pereza. Solo te diré una cosa, que estoy seguro que no compartirás, me parece una necesidad la educación para la ciudadanía, de la que se ha hablado mucho desde el desconocimientos y considero un abuso la obligatoriedad de reservar dos horas a la semana en el horario escolar a la religión, a cualquier religión. Para eso están las iglesias, las mezquitas, las sinagogas, las familias…, que tienen todo el derecho del mundo a transmitir la fe en la que creen.
Joan, estamos de acuerdo, suscribo tu comentario en su totalidad, “no deberíamos confundir la velocidad con el tocino”, lo necesario para todos con lo conveniente para unos pocos, la educación con el comercio.
Religionennavarra, la atención educativa, una pérdida monumental de tiempo para alumnos y profesores, que podríamos evitar si no hubiera que meter con calzador la religión en el horario escolar, no se evalúa. ¿Qué vamos a evaluar, si no se nos permite trabajar contenido alguno, para no “discriminar” a los alumnos que asisten a religión? Ya existen asignaturas en las que se trabajan los aspectos artísticos, históricos, culturales, etc. relacionados con la religión, ¿por qué los aspectos que tienen que ver pura y simplemente con la fe no se tratan, con todas las garantías, fuera de la escuela?. ¿Tendrá algo que ver con la necesidad de financiación de la iglesia y su ambición de poder, de influir en aspectos que nada tienen que ver con cuestiones de fe y mucho con cuestiones políticas?

A lo mejor es que el profe de reli es muy bueno y sus alumnos son muy estudiosos ¿o tienes datos que apuntan a lo contrario?

Bueno, anónimo, cabe la posibilidad de que los alumnos y el profesor de religión sean los mejores del mundo. Yo mismo he impartido clase a algún grupo excepcional, de esos con los que te cruzas muy de vez en cuando y que “triunfan”, incluso, a pesar del profesor. Nunca he obtenido, sin embargo, resultados semejantes, ni conozco a nadie que lo haya conseguido. Mucho menos cuando no hablamos de un grupo concreto, sino de alumnos que pertenecen a todos y cada uno de los grupos del instituto, desde 1º de ESO a bachillerato. Como ironía, está bien tu comentario, como explicación de la cuestión que planteo, …

Juan Pedro: ese problema de la Atención Educativa como “hora de nada” no se daba con el modelo de Religión o Ética. Las dos opciones tenían un currículo bien definido, eran evaluables y computables. Esto se lo cargo Felipe González vulnerando la legalidad y lo han perpetuado así los gobiernos del PP. Ahora se aprueba la LOMCE, que aún es más laicista que la LOE: http://www.estrelladigital.es/cartas/JUSTO_HERNANDEZ_VALBUENA_0_1478252214.html

En mi opinión, la discusión no debería centrarse en si debe haber o no una asignatura paralela a religión, ni tampoco en si tanto una como otra deben ser evaluables. El debate que debería plantearse y al que habría que encontrar una respuesta definitiva es el de si la religión debe enseñarse o no en las escuelas.
Seguro que Felipe González, como todos los que adoptamos decisiones en algún momento, hizo muchas cosas mal, entre otras, establecer un modelo de conciertos educativos que ha derivado en un auténtico desmadre del que no es la escuela pública la que sale mejor parada.
Respecto a la laicidad de la LOMCE, supongo que lo dices de broma, claro.

Sobre el debate acerca de religión en la escuela, es tan sencillo como que una enseñanza laica sólo acoge a los ateos y somos todos los que financiamos la escuela pública con nuestros impuestos. A parte de esto, la dimensión espiritual del ser humano es un hecho innegable. Basta con echar un vistazo a la historia de la música, la pintura, la arquitectura, la literatura, la filosofía, etc. ¿Qué queremos censurar a Bach, Miguel Ángel, Gaudí, Dostoievski…?
En cuanto al laicismo de la LOMCE: la Religión deja de ser de oferta obligatoria en Bachillerato. Y en Infantil ni se menta. Esto no ocurre con la LOE actual.

Mal vamos, si confundes laicidad con ateísmo; ni son sinónimos, ni una opción implica a la otra. Tal vez sea eso, la falta de información y el exceso de doctrinarismo lo que hace que resulte tan difícil entenderse y llegar a acuerdos con quienes tenéis una visión tan reducida del mundo: o dios, o nada. Y no cualquier dios, sino el que en cada caso se ajuste a mis intereses.
Tienes razón en una cosa, todos financiamos la escuela pública con nuestros impuestos, esos que en ningún caso paga la iglesia, como hacemos el resto de los mortales. La misma iglesia que, por boca del portavoz de la conferencia episcopal, criticaba no hace mucho el extraordinario gasto público y proponía adelgazar la nómina de funcionarios, mientras pone la mano para llevarse 11.000.000.000 de euros al año libres de impuestos y control de ningún tipo. ¿No crees que es suficiente financiación por parte del estado, también con mis impuestos aunque yo no sea una persona religiosa, para que pudiera emplearse en la enseñanza de la religión (a la que en ningún caso me opongo), pero en los lugares adecuados y no en los centros educativos?
Nada que objetar a la dimensión espiritual de la persona, pero hablamos de religión. ¿Confundimos términos otra vez? Muchísimos de los literatos, filósofos, músicos, arquitectos y todo tipo de artistas extraordinarios que han hecho soportable nuestro paso por este mundo no puede decirse que mantuvieran una buena relación con la religión, por muy espirituales que fueran.
Que la religión deje de ser oferta obligada en bachillerato solo serviría para ocultar un hecho incuestionable: los alumnos huyen de esta “asignatura” en esta etapa no obligatoria. Una buena manera de volver a atraerlos es hacerla obligatoria, evaluable y garantizar, como hasta ahora, que quienes la elijan obtendrán una buena nota, que les subirá la media de bachillerato a efectos de elección de estudios en la universidad. Conozco algún centro en el que, sin asistir a clase, ni tener horario para la asignatura, los dos únicos alumnos matriculados en religión fueron calificados con sobresaliente a final de curso. Extraordinario, ¿no?
En educación infantil,la LOE plantea tres áreas de conocimiento y no veo mucha referencia a la religión en ninguna de ellas.

La Iglesia no recibe nada del Estado, sino aquello que los contribuyentes libremente quieren darle al hacer la Declaración de la Renta y marcar la casilla destinada a ella. Cosa que no ocurre con los partidos políticos, por ejemplo.
Tú mismo dices lo que es el laicismo. Porque si no hay Religión en los centros educativos, se impone una visión atea a todos.
Dices que la Religión se hace obligatoria para recuperar los alumnos perdidos en Bachillerato. ¿Dónde pone en la LOMCE que la Religión va a ser obligatoria? Esto es demagogia.
No se puede dialogar con quien niega la realidad de este modo.

Sin duda, amigos de religionennavarra, es difícil dialogar con quien niega la realidad y en eso sí debo admitir que sois unos auténticos campeones. Os invito a leer este artículo de EL MUNDO, un periódico nada sospechoso de ateo o anticlerical, para que conozcáis parte de la realidad que vosotros sí negáis; en este caso, sobre la financiación vía IRPF de la iglesia, que es una mínima parte, como veréis, de los once mil millones que cada año recibe del estado.
No sé qué habéis deducido de mis palabras sobre el laicismo, puesto que nada he dicho de lo que es y sí me he referido a lo que no es. Un laico no siente la necesidad de invadir el espacio específico de lo religioso, mientras que la religión, tal vez por esa idea de que solo desde ella se proclama la verdad absoluta y el resto vivimos en el error, sí intenta invadir cualquier espacio, aunque no le corresponda.
Demagogia es acusar de negar la realidad a quien se apoya en ella para debatir con respeto, datos y ánimo constructivo. No creo que quienes defendéis dogmas inverosímiles como los que defendéis vosotros y realizáis propuestas sociales tan alejadas de la sociedad actual como las vuestras (anticoncepción, homosexualidad, participación de la mujer, educación, etc.) estéis muy legitimados para acusarme, precísamente, de vivir fuera de la realidad.

No es serio citar una noticia de un periódico, sea el que sea, para demostrar algo. Podemos traer muchas noticias de otros periódiocos de distinto signo que dan datos muy distintos. No citas datos objetivos. Lo que dices de los once mil millones que se reciben del Estado no tiene ningún fundamento, es totalmente arbitrario. No has aportado ninguna prueba de esto. Creo que has quedado totalmente desautorizado.

De acuerdo, me habéis pillado, me lo he inventado todo. La iglesia se financia solo con las aportaciones de los millones de seguidores que marcan la X en la declaración de la renta, con las limosnas de los cientos de miles de feligreses que cada día abarrotan las iglesias de toda España y las donaciones, herencias y demas aportaciones desinteresadas de creyentes agradecidos. De las inmatriculaciones de fincas y bienes inmuebles, ni hablar, se trata de otra patraña infundada que alienta la gente mala.
Reconozco también que la iglesia paga religiosamente sus impuestos, como cualquier otra sociedad, y que sus trabajadores se rigen por las mismas normas y les afectan los mismos convenios que a cualquier otro obrero o empleado por cuenta ajena español. Por supuesto, declaro también que no dispongo de dato objetivo alguno que avale esa idea equivocada de que la iglesia ha gozado de trato preferente por parte de los gobiernos de España a lo largo de los últimos setenta años.
En el fondo, mi laicismo es solo una pose; como todos los españoles, estoy en deuda permanente con la iglesia. ¿Que seria de nosotros, pobres e indefensos mortales, sin su sabia tutela y sin la esperanza cierta de que gracias a la palabra de dios que tan diligentemente predican y con tanta coherencia viven y ejemplifican sus dirigentes y mas fervientes seguidores, algun dia alcanzaremos la vida eterna? Amen.
Podría decir que también son arbitrarias vuestras opiniones y que tampoco aportais dato alguno de lo que decís, pero no lo haré, porque yo vivo en el error, insisto, y vosotros gozais del privilegio de la verdad absoluta.
Bueno, una vez me he confesado, como a vosotros os gusta, espero la absolución y el perdon por haber cuestionado vuestras opiniones. Otro amen, saludos y hasta siempre. Confiemos en que, desde nuestra visión contrapuesta del mundo, ambos luchemos por la felicidad, el respeto y la libertad de expresión y conciencia de todos.

Pues sí, es verdad. Desde el año 2007 hasta ahora el número de declarantes que han marcado la casilla de la Iglesia en la Declaración de la Renta se ha incrementado casi en un millón.
A ver cuándo se aplican el cuento UGT y CCOO y piden una casilla en la Declaración de la Renta.

Simplemente les voy a relatar mi experiencia como administrativo en un IES de la Junta de Extremadura, situado en un pueblo de Badajoz.
Pues bien en el curso 2011-2012 creo recordar en el IES donde trabajaba se matricularon en religión 3 alumnos de unos casi 300 alumnos, cuando la dirección vio aquel número de matriculaciones, me hicieron sacar un listado de todos aquellos alumnos que pudiendose haber matriculado en religión no lo hicieron y de paso que aquel año tubieran que hacer la confirmación, naturalmente la lista la pasaron a mi compañera la cual reside en el mismo pueblo y conoce muy bien a cada una de las familias, la cual los llamó por telefono y a otros les habló personalmente, mas que hablar yo creo que los intimidó logrando que la lista de personas matriculadas en religión fuera de 40.
Mi conclusión personal es que estamos igual que en la postguerrra, en la que el clero aún manda, sobre todo en pueblos,pero dejando esto aparte lo que perseguia la dirección es la subida de nota del expediente,y que cuando se hacen los certificados de estudios a menos que te lo indiquen haces la media con la religión incluida.
Es por esto que el gobierno ha decidido que la nota del expediente se hara con la nota de religión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 782 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

junio 2013
L M X J V S D
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
A %d blogueros les gusta esto: