iessecundaria

Perdí la confianza

Posted on: 29 abril 2013

El perfume a azahar con el que me reciben los naranjos del patio ya no me alegra el alma. Ni el medido desorden con el que invaden el centro y se dirigen a clase mil alumnos inquietos me despierta las ganas de enfrentar nuevos retos cada nueva jornada. Me cuesta, más que nunca, recorrer el camino de casa al instituto y subir, como siempre, los cuarenta peldaños que me llevan al aula. No me falta ilusión, no he perdido la fuerza para seguir luchando, no he bajado los brazos, hay mucho por hacer y no quiero dejarlo; entonces, ¿qué me pasa?

Perdí la confianza.

No confío en quien se queja, reclama contundencia frente a la autoridad, acciones de protesta más allá de las huelgas y, llegado el momento de actuar en consecuencia, se esconde, huye, se ausenta.

SisifoNo confío en la actitud sumisa, miedosa y obediente en exceso de tantos profesionales que dicen educar para la libertad, la autonomía de juicio, la  paz, el compromiso y tantas, tantísimas patrañas.

No confío en proyectos de centro que pretenden, invocando al alumno, recuperar derechos perdidos por docentes, que no los reivindican por desidia, por miedo, por ser incoherentes.

No confío en un sistema inmovilista que se resiste a cambiar las formas y costumbres del siglo XIX.

No confío en quien no escucha las voces del silencio que se impone en las aulas, quien no anima la crítica, censura las ideas que no ha dictado en clase y reprueba opiniones que estima inconvenientes.

No confío en direcciones de centro maniatadas, serviles, urdidoras de intrigas, amigas de encontrar enemigos ficticios que escondan sus carencias, ajenas a cualquier causa que no sea su permanencia.

No confío en mis alumnos cuando tan solo escuchan sin mostrar interés, asienten, no cuestionan de forma constructiva ni una sola palabra de lo que oyen en clase, o les pido leer.

No confío en las familias que delegan en mí asuntos que son suyos, que ingresan a sus hijos cada día a las ocho y recogen el alta más allá de las tres.

No confío en los políticos que ordenan mi trabajo. Ni yo les intereso, ni les importa un bledo la escuela en la que lucho, la educación que anhelo.

No confío en una escuela incapaz de anticiparse al tiempo en el que vive, ni en una educación acrítica, monótona, inútil, siempre reproductora de tantísimos vicios sociales que detesto.

Ya no confío en nada, no confío en casi nadie. Me estresa un instituto que permanece ajeno a la vida en la calle.

Anuncios

3 comentarios to "Perdí la confianza"

Muy triste, Juan Pedro, muy triste. Y quizá no sea casualidad que escribas “perdí” y no “he perdido”. La última opción guarda alguna esperanza, un pequeño resquicio de futuro.

Los silencios y los desánimos son cada vez más frecuentes a nuestro alrededor.

Pero, no sé por qué, pienso que no todo está perdido. Aunque sólo sea porque hay profesores como tú que se plantean cómo mejorar cada día. A pesar de tantas cosas. A pesar de tantas pérdidas.

Un saludo

Nada es casualidad, Agustina, aunque imagino que tienes razón, hay quienes no sabemos estarnos quietos, ni nos sentimos cómodos, si dejamos de enredar. Me desespera, no obstante, la apatía y la inacción que observo a mi alrededor. No puedo comprender el motivo por el que permanecen calladas personas que ven cómo les son arrebatados sus derechos, se les roba el sueldo y se les somete a un continuo e inmerecido desprestigio profesional y, en algún caso, personal. Me resulta imposible entender esta actitud sumisa, borreguil, de profesionales que tienen, entre otras, la obligación de enseñar a sus alumnos a ser críticos, a reclamar sus derechos, a vivir en libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 937 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

abril 2013
L M X J V S D
« Mar   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
A %d blogueros les gusta esto: