iessecundaria

Odiar al maestro

Posted on: 20 marzo 2012

Se puede odiar al maestro por muchos motivos. Tengo la impresión, sin embargo, de que todos ellos esconden algo más que un simple sentimiento de rencor hacia quienes pensamos que nos obligaron a hacer lo que no queríamos en nuestra infancia y adolescencia.

Se aborrece al maestro porque, en ocasiones, resulta fácil atribuirle la responsabilidad de nuestras propias frustraciones, porque necesitamos a alguien a quien culpar de nuestros pequeños o grandes fracasos, porque no soportamos admitir que estuvo en nuestras manos construirnos un futuro diferente e ignoramos a quien pretendió ayudarnos en la empresa.

Podemos odiar a nuestros maestros porque no supieron interpretar nuestra rebeldía, no entendieron nuestras muestras de rechazo a la escuela, nuestro fingido desinterés por aprender, o nuestra repulsa hacia lo que nos enseñaban. 

Sin embargo, ¿por qué les odia la administración?, ¿Cómo explicar el maltrato que sufren los trabajadores de la enseñanza por parte de quienes tienen la obligación de velar por la educación y la formación de los ciudadanos?, ¿qué se pretende cuando se acosa y se desprestigia a los docentes de la manera como se está haciendo, por ejemplo, en la Comunidad Valenciana?

¿Oculta este odio administrativo al maestro otras cuestiones que nuestros responsables políticos se resisten a reconocer? Probablemente, sí. El desprecio que muestra el gobierno autonómico Valenciano hacia sus profesores oculta el desprecio que  siente hacia sus propios ciudadanos. ¿Cómo entender, si no es desde el desprecio, que se pretenda combatir el fracaso y el abandono escolar que padece esta Comunidad ninguneando, humillando, hostigando, desacreditando, abandonando al profesorado?

El odio de la administración hacia el profesorado oculta también incapacidad. Se carece de ideas; desde hace años, el Diario Oficial solo publica ocurrencias, medidas absurdas, irrealizables en muchos casos, que agravan más y más los problemas educativos que padecemos. Y lo peor es que en Valencia no hay otros a quien culpar de los propios errores, porque gobiernan los mismos desde hace diecisiete años.

Finalmente, el odio que muestra la administración hacia su profesorado es un signo evidente de hipocresía e inconsciencia. Se necesita un chivo expiatorio sobre el que descargar las iras de una población descontenta y desanimada, extender una cortina de humo que desvíe la atención y haga olvidar el estado de corrupción, endeudamiento, paro y desatención ciudadana que ha propiciado este gobierno autonómico.

Es posible que la administración Valenciana consiga que su odio al profesorado se extienda entre una parte importante de la población, que durante un tiempo se aplaudan sus irresponsables medidas para meter en cintura a los maestros, pero este despropósito, esta carrera a ninguna parte que nuestros gobernantes han emprendido, con el único objetivo de ocultar sus vergüenzas, tendrá, sin duda, consecuencias muy negativas en la educación de toda una generación de alumnos Valencianos.

Anuncios

8 comentarios to "Odiar al maestro"

[…] Via iessecundaria.wordpress.com Valora esto: Me gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post.   […]

Excelente artículo, Juan Pedro.
Somos muchos los que nos preguntamos si tendremos que pedir perdón hasta por existir y cumplir con nuestro deber en situaciones difíciles. Pedir perdón por no ser capaces de sufrir en silencio las humillaciones de nuestros gobernantes…

Quieren “darnos una lección” los que no las admiten de nadie.
Pero su odio viene de que no consiguen doblegarnos. Por eso nos difaman.
Y poco les importa que se pierda una generación de valencianos. Su concepto del bien común ya ha quedado demostrado.

Gracias, Profesor Precario y juandon, por vuestros enlaces.
Gracias, Agustina. Tienes razón, los Valencianos les importamos poco, nuestros gobernantes autonómicos no están aquí para servir al pueblo, sino para servirse de nosotros. El fracaso y el abandono escolar tan extraordinarios que se registran en nuestra Comunidad no están entre sus prioridades, por eso desprecian al profesorado, manipulan a las familias y pasan olímpicamente del alumnado en el que dicen pensar cuando diseñan sus absurdas ocurrencias.

Un aplauso, no lo podria haber expresado mejor, con su campaña de desprestigio. echan una cortina de humo para que la gente olvide lo que de verdad tiene importancia en esta nuestra Comunidad (que no de vecinos). Se puede seguir robando a manos llenas…

El desprestigio del profesorado, el éxito del alumnado, la mejora de la calidad en la educación les trae sin cuidado, María Ángeles. Fíjate en el dibujo de “faro”. Explica muy bien la situación que estamos viviendo.

la verdad es que a mi mi maestra me ha llegado a levantar la mano, y soy una niña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 937 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

marzo 2012
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
A %d blogueros les gusta esto: