iessecundaria

Rosarios en el instituto

Posted on: 21 junio 2011

La profesora de religión ha inundado de rosarios el instituto. De la misma manera que “como aves precursoras de primavera en Madrid aparecen las violeteras”, decenas de rosarios fosforescentes brotan de los cuellos del alumnado cuando mayo termina y se inicia junio, coincidiendo con el periodo de matriculación para el próximo curso.

Nada tendría que objetar a esta voracidad proselitista de la encargada de extender la fe y moral católicas en el instituto, puesto que legalmente la religión ha de impartirse en los centros y entiendo que ha de hacer lo posible por fidelizar la clientela, pero su afán por ganar adeptos a su santa causa entra en seria contradicción con la actitud beligerante, obstruccionista e intimidatoria, en algunos casos, que mantiene hacia el profesorado que no comulga con su manera de entender el mundo.

Cualquier cartel que se cuelgue en un tablón y cuyo mensaje pueda ser interpretado como contrario a la religión, un póster que profesores de otra asignatura hayan colocado en un aula y resulte contradictorio con los postulados de la iglesia, comentarios realizados por el profesorado en el ejercicio de su libertad de cátedra, pero que ella considere como un ataque al dogma, pueden desatar la ira de dios y provocar la condena del hereje. “El profesor descreído” es sometido, en ese caso, a una presión inaceptable, que en alguna ocasión se ha concretado en llamadas particulares a las familias del alumnado, para intentar ponerlas en su contra, y en otras, en airados reproches en el aula, interrumpiendo la clase del blasfemo, que es increpado por su vil comportamiento, ante la atónita mirada de sus discípulos.

Mientras tanto, quienes no estamos a favor de la exhibición de símbolos religiosos en lugares públicos tenemos que aguantarnos y observar cómo los alumnos se distraen jugueteando con los rosarios en nuestras clases, y cómo se llenan de emblemas católicos los espacios comunes de un centro laico.

He expresado en comentarios anteriores mi total oposición a que se imparta religión en los centros educativos mantenidos con fondos públicos, aprovecho esta ocasión para solidarizarme con los compañeros y compañeras docentes que en cualquier escuela o instituto se ven obligados a soportar la intimidación de estos cruzados modernos con los que compartimos claustro.

Confío en que la apuesta por un cambio profundo en la educación, que ha realizado recientemente algún político que aspira a presidente, no se reduzca a un mero maquillaje y se concrete en reformas de calado que, además de dignificar de una vez por todas la profesión docente, limpie de polvo y paja el currículo escolar. La eliminación de la religión en los centros debería constituir una prioridad, evitaríamos con ello situaciones como las que describo y devolveríamos a la educación su función principal, que no es la de adoctrinar (mucho menos en cuestiones de fe), sino la de formar personas libres, críticas, y respetuosas consigo mismas y con los demás.

Anuncios

6 comentarios to "Rosarios en el instituto"

Por un lado Rosarios en el instituto. Por el otro agradecimiento al profesorado que no muestra indiferencia a la alternativa haciendo de esa hora un paso hacia la aldea global en la que creemos las pesonas ateas.

I. Garantizada por el articulo 24 la libertad de creencias, dicha educación será laica y, por tanto, se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa.
(Reformado el 05 de marzo de 1993)
Aquí esta la solución de este problema, si nos damos cuenta, con toda claridad, la educación laica, no manda clases de religión dentro de las escuelas publicas, pero tampoco las prohíbe, ni manda que se fomente el ateísmo (sin Dios) ni el aconfesionalismo (sin religión) dentro de estas, como mentirosamente lo dicen los sistemas ateos y antirreligiosos, también dentro de estas escuelas; sino que solo se mantiene ajena y deja en libertad las clases de religión dentro de estas mismas. Si el ateísmo, la masonería, los antirreligiosos y los aconfesionales quieren escuelas en donde no se de nada de religión que con toda justicia funden sus escuelas particulares en donde no se de ninguna religión, y las mantengan ellos mismos, como justamente lo hacen las escuelas particulares de alguna religión en donde solo se da esa religión y no otras, ni ateísmo, ni masonería, Etc. y ellos mismos las mantienen. Pero querer imponer a todos lo que un grupo cree en una escuela pública, es anticonstitucional, lo mismo sería si se les quiciera imponer lo que otro grupo cree; pero también, con toda claridad, de acuerdo con la Constitución, imponerle a todos en estas escuelas lo que otro grupo no cree, también es anticonstitucional; así como no se deben mandar las clases de religion en estas escuelas, tampoco se deben prohibir, ya que la Constitución no las manda ni las prohibe. Además el fundador de la educación laica no fue Napoleón Bonaparte, ni Benito Juarez, ni Carlos Marx, ni Venustiano Carranza, Etc., sino el verdadero fundador de la educación laica fue el mismo Jesús, el fue quien comenzó con esta educación, junto con la educación clerical, a sus 12 apóstoles dio educación clerical y a sus 72 discípulos les dio educación laica. Esta educación viene desde esa época y se llamó oficialmente educación laica desde por el año 70 D.C., no es algo de la época de algunos de los personajes antes dicho, como mentirosamente nos lo quieren hacer creer los sistemas antireligiosos; además, laico no quiere decir: sin religión=aconfesional, o sin Dios=ateo, sino laico quiere decir “del pueblo”, viene del griego laos=pueblo, y laico=del pueblo. Por lo tanto la educación laica y la educación religiosa no son contrarias, sino complementarias, como Jesús lo hizo, existen por lo tanto cinco tipos de educación laica: 1 educación laica atea (sin Dios, como herroneamente se dio un tiempo en las escuelas públicas y se sigue todavía un poco), 2 educación laica aconfesional (sin religión, como se da herroneamente en la actualidad en las escuelas públicas), 3 educación laica religiosa (como se da en las escuelas de alguna religión no cristiana: judías, musulmans, Etc.), 4 educación laica cristiana (como se da en las escuelas, catolicas, luteranas, ortodoxas, Etc.) y 5 educación laica libre (la que debe darse en las escuelas publicas según la Constitución). Como es la educación laica libre? La educación laica libre debe ser que se respete la religión de cada quien, y que se de de la siguiente manera: clases de religión católica a los católicos (en algunos salones porque son muchos), clases de religión protestante a los protestantes (en algunos salones, porque son muchos también, según las que haya en México), clases de religión judía a los judíos (en un salón, porque son pocos), clases de religión musulmana a los musulmanes (en otros salón, como son pocos también), Etc. etc. según las religiones que haya en México; clases de ateísmo a los ateos (en un salón, porque son pocos también), clases de aconfesonalísmo a los aconfesionales (en otro salón, porque son pocos también). Así es como debe ser la educación laica libre en las escuelas públicas, según la Constitución Mexicana y el Derecho natural. “Amor y paz en Dios a los hombres (mujeres y varones) de buena voluntad y a toda la humanidad.”.

Estoy hasta los cojones de los curas en los institutos, de los laicistas en los institutos, y de este tema en general. Propongo que se enseñe, en vez de religión, ufología o parapsicologí, para contentar a las masas analfabetas, pero clientes y votantes de nuestro sistema democrático y capitalista.

Yola, sin duda, apoyo total al profesorado que se toma en serio la hora de alternativa y, a pesar de las limitaciones que se le imponen, “para que no se sientan discriminados quienes optan por la religión”, trabajan duro por la formación del alumnado.
Antonio, de eso se trata, de garantizar los derechos de todos, de no permitir que se imponga la creencia religiosa de unos sobre la opción no religiosa de otros. Interesante tu reflexión sobre las acepciones del concepto “educación laica”.
Amigo anónimo, yo también estoy harto del tema, pero me temo que insistiré en él hasta que alguien solucione de una vez esta situación que me parece inaceptable. Llevo muy mal el hecho de que quienes estamos por la libertad, contra los dogmas, debamos plegarnos siempre ante quienes nos los pretenden imponer. Entiendo y comparto tu referencia a los clientes-votantes del sistema.

Obviamente, desconozco el caso concreto. En términos generales, no obstante, la situación en los claustros suele ser la contraria, dándose casos de evidente mobbing laboral. Que una docente, en debilidad administrativa como es el profesorado de Religión en comparación con un funcionario de carrera con destino definitivo, sea la que ataca al resto de docente y tenga una actitud “beligerante, obstruccionista e intimidatoria”, obviamente, puede darse, no dudo de tus palabras. Tristemente, lo común es justo lo contrario, autenticas persecuciones de directores de ateismo militante. Digo tristemente por lo de situación laboral penosa para un docente, que es a este terreno donde circunscribo mi comentario. Lo de religión sí o no en la escuela es un debate importante, cuyo sustrato es, a mi juicio, una cuestión ideológica (en cuanto a idea de sociedad, aunque se verbalice en torno a las creencias personales).

Anastasia, temo que la debilidad administrativa ya no es exclusiva de los no-funcionarios, por la situación general que vivimos y por el hecho de encontrarnos en Valencia, donde sospecho que la administración autonómica defendería con más interés la causa del profesorado de religión que el problema de cualquier profesor funcionario sospechoso de laico. Considera que, de la misma manera que pueden producirse persecuciones por parte de directores de ateísmo militante, también existen equipos directivos religiosos militantes, cuya tibia actitud hacia determinados excesos del profesorado de religión favorece comportamientos como los que comento.
El debate sobre si debe impartirse o no religión en la escuela me parece más que importante, desde luego que se trata de una cuestión ideológica, pero no tiene nada de negativo que sea así. Creo que la religión debe tener su espacio, pero éste no debe ser el escolar, las escuelas e institutos de comunidades no teocráticas no son lugares para la fe, para el culto religioso,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 949 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
A %d blogueros les gusta esto: