iessecundaria

¿Se puede hacer diferente?

Posted on: 7 junio 2011

Esta mañana hablábamos del estrés que acumulamos las últimas semanas de clase. Una compañera confesaba que había dormido fatal la noche anterior, que se sentía agobiada por la cantidad de trabajo extra que hemos de atender estos días y muy preocupada por los malos resultados que esperaba en alguno de sus grupos. Alguien ha tratado de tranquilizarla, sobre todo respecto a este último punto, proponiendo como causas que explicarían ese resultado negativo la mala actitud del alumnado, su falta de interés y esfuerzo.

La compañera se ha mostrado de acuerdo con el diagnóstico, pero ha sugerido que también nosotros tenemos algo que ver, que nuestro trabajo y la manera como lo desarrollamos influye en los resultados del alumnado. Ha añadido que estaba convencida de que también ellos lo pasan mal en estas fechas, que se les ve más nerviosos y angustiados, lo que explicaría que, en el fondo, les preocupa aprobar o suspender, en contra de lo que pudiera parecer si analizamos la actitud de algunos de ellos a lo largo del curso.

Estoy con ella. Creo que a nadie le gusta fracasar, ni siquiera a esos alumnos que parecen pasar de todo, que nada les importa y dejan que el curso transcurra sin pena ni gloria, deambulando por las aulas, como si no fuera con ellos lo que allí se ventila. Cuántas veces una actitud pasota, un comportamiento conflictivo, una conducta disruptiva, no es más que la respuesta a un sentimiento de desatención, de frustración, de abandono por parte del sistema, que puede que no se corresponda con nuestra firme voluntad de apoyar al alumno en cuestión, pero que no es percibida como tal por éste al tratarse de la práctica individual de algún profesor o profesora y no de una actuación generalizada, fruto del trabajo coordinado del equipo educativo.

Todos los finales de curso me asalta la misma duda, incluso cuando pienso en esos alumnos que ha dado la impresión de que estaban de vuelta de todo y acaban “fallando”. No es una pregunta retórica, ni se trata de un ejercicio de demagogia o “pedagoblandenguería”: ¿habríamos conseguido algo más de ellos, si lo hubiéramos hecho diferente?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 949 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
A %d blogueros les gusta esto: