iessecundaria

Váyase cuanto antes, déjenos trabajar

Posted on: 22 febrero 2011

Los resultados de la evaluación diagnóstica que ha realizado la Consellería de Educación Valenciana han sido tan malos que han escandalizado al propio Conseller, el ínclito Font de Mora, habitualmente poco interesado en estas cuestiones menores que afectan a su departamento.

El descalabro es de tal magnitud que no le ha quedado más remedio que  hacer como que adopta alguna iniciativa. Fiel a su estilo ocurrente y propagandístico, ha decidido poner patas arriba los centros educativos, a cuyos profesores ha concedido un mes de plazo para que diseñen planes de mejora tendentes a disminuir los índices extraordinarios de fracaso escolar que registra el sistema.

Varias razones me hacen dudar de la efectividad de esta medida:

1. Procede de un político sin credibilidad, que ha gestionado la Consellería de Educación con absoluta falta de criterio, tomando  decisiones caprichosas, arbitrarias, absurdas en muchos casos, guiado siempre por intereses partidistas,  desatendiendo las necesidades reales de la educación pública Valenciana hasta el punto de llevarla a su práctica aniquilación.

2. El plan de mejora que ordena elaborar el Conseller tiene trampa. Pide que se señalen objetivos, actuaciones, responsables de su ejecución y recursos, pero olvida el punto previo y más importante en cualquier proyecto: la definición del problema, y el análisis de las causas que lo motivan.

Claro que hablar de estas cuestiones podría llevarnos a la conclusión de que la responsabilidad del fracaso del sistema educativo Valenciano no está en el profesorado, como el Conseller pretende hacernos creer, sino en la desastrosa política educativa que él mismo ha promovido, algo que no conviene debatir en época preelectoral.

Situaciones como las que vivimos de reducción del número de profesores, aumento de ratios, eliminación de grupos de desdoble, retrasos extraordinarios en la sustitución del profesorado de baja, supresión de horas de dedicación a la coordinación, infame proliferación de barracones,  atención a programas prescindibles (uniforme escolar) y abandono de los imprescindibles, utilización de la educación como elemento de confrontación contra el gobierno del estado, continuo enfrentamiento con las AMPAS y los representantes sindicales, o las amenazas permanentes contra la libertad de expresión de los docentes no parece que sean asuntos que deban obviarse, cuando se trata de buscar soluciones.

Sr. Conseller, ¿no son éstas las verdaderas causas del fracaso del sistema educativo en nuestra Comunidad?, ¿cómo resolver el problema entonces, si usted se niega a que hablemos de ello, y elude su responsabilidad?, ¿estamos ante una nueva ocurrencia suya que, como tantas otras, quedará en nada?

Señor Conseller, si de verdad le importa la educación de los Valencianos,  y  quiere remediar el desastre al que usted mismo nos ha conducido, olvide los brindis al sol,  sea honesto, admita su fracaso, váyase cuanto antes, y déjenos trabajar.

Anuncios

13 comentarios to "Váyase cuanto antes, déjenos trabajar"

Acertadísima tu reflexión, como siempre. No me canso de escribirte esta frase cada vez que te leo.
Creo que en Madrid hemos dado con la solución. La primera vez que se realizaron las pruebas para elaborar un ranking de centros teníamos la confianza de que esos resultados no podían hacerse públicos para evitar dañar aún más a los centros menos favorecidos socialmente. Los resultados se hicieron públicos. Al año siguiente, y sin medir plan ni nuevos recursos de mejora algunos centros han ascendido más de 100 puntos de los 230 que separan al mejor del peor centro valorado. Sacad vuestra propia conclusión.
Tengo la sensación de que en lo único que hemos mejorado es en nuestra habilidad para facilitar chuletas. Por otro lado la Comunidad de Madrid, analizando estos últimos resultados celebra la gran mejoría conseguida.

No sé cómo será en vuestro caso. Aquí es el propio profesorado del centro el único que controla que las pruebas se hagan de forma individual y personal.

Un abrazo,
Yolanda

Nos quitan la diversificación de 3º y ahora nos obligan a escolarizar hasta los 18 a alumnos con un nivel de Primaria en los grupos normales. Tendría que haber una revolución de padres y madres al estilo de Egipto, pero aquí todos miran hacia otro lado.

La verdad es que tal y como están las cosas, creo que el tono que utilizas es incluso moderado. Resulta “chocante” que quieran arreglar la situación haciéndonos hacer más papeles, porque si no ya me dirás qué es un plan de mejora redactado con estas prisas.
En nuestro centro aun no sabemos los resultados, o no nos los han dicho, pero me los puedo imaginar: yo estaba allí cuando los alumnos lo hacían todo en 10 minutos para quitárselo de encima y también corregí alguno en el que habían señalado las soluciones formando figuritas. Había que entretenerse.
Espero que nos veamos todos en la concentración del día 3. Hay que hacer ruido.

Gracias, Yolanda. Me temo que Madrid y Valencia andan parejas en cuanto se refiere a la aplicación de medidas claramente negativas para la educación; sobre todo, la pública.
Toni, lamentablemente tienes razón, aquí todos miran para otro lado; los primeros, los electores, que parece que volveremos a elegir por mayoría absoluta a quienes, además de no tener ni idea de lo que se llevan entre manos, no pasan de ser presuntos (todavía) delincuentes. Al sistema educativo Valenciano le costará muchos años recuperarse del destrozo que están provocando los malos administradores del PP.
Empar, o me estoy haciendo viejo, o es que ya no me quedan fuerzas ni para cabrearme, resulta tan desesperante esta situación, y la falta de respuesta del personal…
Desde luego que nos veremos el día 3.

No será que en Madrid y en Valencia y en otros sitios también estamos optando por pasar, por no tomar la iniciativa, por culpar a las insttuciones de lo que nos pasa, por dejarnos caer en la comodidad de la impotencia. Con que cada una de las personas que se dedican a la enseñanza en Madrid y Valencia tomaran un 1% de la iniciativa que tú, Juan Pedro, tomas a la hora de denunciar lo que ves a tu alrededor, estaríamos cambiando muchas cosas. Pero no, no queremos despertar de este dulce sueño fatal al que parecemos ajenxs.

Y en nuestro caso no es el miedo lo que nos paraliza; no vemos lazos verdes en los brazos de nuestros compañeros y compañeras, insisto, no es el miedo. Es sencillamente, la inercia, la obediencia debida, la sumisión, la incapacidad para pensar de forma crítica, quizás es incluso la incapacidad para pensar por unx mismx.

Acabamos de saber que el instituto al que acudirán mi hijo e hija ha sido designado bilingüe. Aquí el bilingüismo se reduce a segregar a lxs buenxs ??? por un lado en una Sección y a lxs malxs ??? en la otra llamada Programa.

Llevamos ya unos años en los que nadie dice nada al respecto. Es un ataque directo a la inclusión pero no parece despertar ni siquiera el debate. ¿Dónde hemos quedado la gente ilusionada con una escuela respetuosa con el alumnado? Ni siquiera padres y madres parecen preocupadxs por esta situación. ¿Será sólo desinformación?

Perdonad mi forma de identificarme en el mensaje anterior: “Redacción” es el nombre con el que publicamos en la página del AMPA del CEIP La Latina en Madrid. En breve tendremos el artículo colgado sobre la situación del bilingüismo en Madrid: http://www.ampalalatina.wordpress.com

Yolanda

Es posible que tengas razón, el conformismo, la inacción, la ausencia de espíritu crítico, la falta de reivindicación, parecen conceptos que ganan adeptos entre una parte importante de la profesión docente. La idea de “virgensita, virgensita, que me quede como estoy” parece haberse impuesto entre nosotros y, por muchos palos que nos den, a pesar de los recortes que padecemos, el empeoramiento de nuestras condiciones de trabajo, etc., hemos renunciado a la movilización, la protesta seria (fuera de la sala de profesores y la cantina), la lucha por lo que nos merecemos y lo que merece nuestro alumnado.
Poco a poco, vemos consolidarse políticas neoliberales, privatizadoras, segregacionistas, generadoras de desigualdad entre centros educativos y entre el alumnado de un mismo centro, sin que parezca afectarnos demasiado.
Considero que esta circunstancia se refleja de manera importante en el tipo de educación que ofrecemos. Un profesorado desmotivado es difícil que pueda motivar al alumnado. Un profesorado acrítico, vencido, acomodado, que no se respeta a sí mismo, jamás podrá formar personas críticas, reivindicativas, capaces de defender sus derechos, respetuosas consigo mismas y con los demás.
Podemos echar la culpa a los políticos y a las medidas que aplican, pero éstas serían imposibles sin nuestra pasividad.

De algo muy parecido hablaba yo hace unos días cuando recordaba las palabras de Bertold Brecht: “… General, su tanque es un vehículo poderoso, pero tiene un problema, necesita un conductor …. ”

http://educarueca.org/spip.php?article973

Un abrazo,
Yolanda

Si se me permite matizar, porque creo que hay errores en la argumentación. No quiero decir que la conclusión sea incorrecta, sino que los argumentos que la sustentan no son exactos.
1) El plan de mejora de centro no es una consecuencia posterior a los datos de la evaluación. Lo que pasa es que los datos se filtraron a la prensa y la Conselleria ainformó sobre los planes.
2) Los datos son malos, pero no en el sentido que apuntas, sino malos en el sentido en que técnicamente la evaluación deja mucho que desaar. Los resultados de la evaluación no son desastrosos ¿Cómo lo van a ser si es la Conselleria la que los elabora? De hecho, eningún item queda por debajo del 60%. El problema, ya te digo, es técnico (60% es mucho o poco?)
3) Las causas que dices que producen estos resultados son prácticamente todas posteriores a la evaluación. Las pruebas se hicieron en 2009 con los conocimientos adquiridos en el curso 2008-2009. Muchas de las cosas que comentas soon posteriores a esas fechas (los recortes han llegado este curso y para el próximo).
4) Como sugerencia para los centros, aunque ya sé que muchos optan por lo contrario. Sólo con decirles a los alumnos que la prueba cuenta para la evaluación, los resultados del centro mejorarían notablemente.

Se te permite matizar, y se te agradece que lo hagas.
Respecto a tu primera puntualización, destacar la suerte que hemos tenido, ya que si los resultados no se hubieran filtrado a la prensa (¿quién habrá sido?), igual hubiéramos tenido que esperar dos años más para conocerlos. ¿Qué sentido tiene evaluar para esconder los datos en un cajón, o maquillarlos para que resulten menos escandalosos? Los planes de mejora que se nos obliga a realizar, sin tiempo y a destiempo, se basarán en una realidad que ya no existe. Claro que esto no es un problema, seguro que ahora estamos peor que entonces.
Dices que los resultados no son desastrosos, pero lo son. Quienes estamos en el tema (y por lo que veo, tú estás muy en el tema) sabemos que son falsos. Arrojan resultados tan absurdos como contradictorios. En mi departamento, por ejemplo, el ámbito que obtiene peores resultados en todas nuestras evaluaciones periódicas (porque en Consellería deberían saber que los centros evaluamos continuamente y no dejamos de elaborar y aplicar planes de mejora), es el que aparece con mejor calificación en la estadísticas que nos han remitido. De todas maneras, lo tenemos fácil, comparemos esta folcloevaluación de Consellería con los resultados reales de evaluación del alumnado en nuestra Comunidad, y relacionémoslos con los que se obtienen en otras comunidades. Estamos en el podio de campeones de fracaso escolar.
Es posible que los recortes se hayan notado más en este curso, pero imagino que los barracones, la falta de profesorado para realizar sustituciones en el menor tiempo posible, o el abandono al que se ha sometido a la educación pública, en beneficio del negocio de la concertada, no son cosa de un año para otro. Y, al final, esto se acaba pagando.
Por último, me parece inadmisible que puedas insinuar (si es que te he entendido bien, disculpa si no ha sido así) que el profesorado de un centro puede animar a sus alumnos a que realicen mal una prueba de evaluación. ¿Con qué objetivo?

Algunas respuestas a tus consideraciones:
1) Los resultados de la evaluación fueron publicados por el periódico Magisterio y repicados por los medios generalistas. valencianos.
2) Para comparar los resultados con otaras CCAA, hay que aacudir a la evaluación diagnóstica que hizo el Ministerio, que ciertamente dio unos resultados valencianos que dejaban mucho que desear. Comparar las evaluaciones de cada consejería no sirve para nada. Primero, porque no están estandarizadas (cada una hace cosas diferentes) y luego porque la nefasta calidad de estas evaluaciones no sólo ocurre en la Comuniatat. He leíodo otras infumables (la que más me acuerdo era la andaluza, que, como PISA, ponía la media en 500 puntos, ergo, los alumnos andaluces estaban en la media de la OCDE, y para calcular los diferentes niveles, dividía toda la muestra en seis niveles diferentes y decía que la mitad de los alumnos estaban por encima de la media… obvio).
3) No te niego, real como la vida misma, que somos campeones del fracaso escolar. Aquí hay que diferenciar: el fracaso se refiere a tasas de titulación; las evaluaciones a rendimiento. De todas formas, en la Comunidtat estamos hundidos en ambos ícampos.
4) El estudiar en barracones no afecta a los resultados en la evaluación. Me puedes creer o no, pero he visto los datos y es así… Afecta mucho más, más que las bajas, la rotación de las plantillas (la interinidad). . Eso sí, reconozco que como no te doy los datos, no me ctienes por qué creer.
5) Desde el punto de vista estadístico, el abandono de la pública para beneficio de la privada (sobre lo que se podría matizar a mu juicio) no se ve reflejado en la evaluación, en el sentido de que sus resultados son globales, es decir, incluyen públicos y concertados. Por tanto, lo que perdieran unos, lo ganarían otros., dejando por tanto sin efecto la influencia de esta variable en el resultado final.
6) De alguna forma el comentario 3, Empar, dice algo así a lo que digo yo y, efectivamente, me consta que en algunos centros no hse tomaron la evaluación en serio en ningún momento. No pasó lo de la primera evaluación, donde un día antes filtraron el examen a El País de tal manera que ya se sabía qué se iba a preguntar. Posiblemente, seguro, se trató de una cuestión aislada, pero hubo boicot a las pruebas en determinados centros y, como comenta Empar, etambién en muchos centros los alumnos no respondieron sinceros. Pero reconozco que lo habitual fue, gustara o no, simplemente hacer la evaluación y punto.

Con total modestia, sin pensar que tengo la verdad absoluta, intento aportar hechos al debate, sin tintención ni de que cambiéis vuestra opiinión dni de colar la mía.

Me parece correcta la diferenciación que realizas entre fracaso escolar y evaluación del rendimiento, aunque no me negarás que la relación entre ambos conceptos es tan estrecha que bien podríamos considerar que uno es consecuencia del otro. Si, como dices, “somos campeones del fracaso escolar”, será porque nuestros alumnos no superan las evaluaciones a las que se les somete.
Creo que, estando de acuerdo, como lo estamos, en que existe en nuestra Comunidad un elevado índice de fracaso escolar, esconder la cabeza y tratar de justificarlo de alguna manera es absurdo. Los resultados en las pruebas de diagnóstico son malos no porque se comparen con otras Comunidades, ni por la variabilidad de las mismas, que aun no siendo estandarizadas se ajustan a unos mínimos; tampoco por el supuesto desinterés del profesorado, algo difícil de demostrar y cuantificar, o por la desmotivación del propio alumnado que realiza las pruebas, sino que son una consecuencia más del estado generalizado de abandono y degradación que padece el sistema educativo Valenciano, especialmente el público.
Todas las variables que intervienen en el proceso educativo están relacionadas entre sí, y la atención a todas y cada una de ellas resulta decisiva para el éxito del mismo. ¿Cómo puedes decir que el estudiar en barracones no afecta al resultado de la evaluación? ¿Y tampoco afecta a los resultados de la evaluación el hecho de que los alumnos pasen un mes sin el profesor de Matemáticas, mes y medio sin el de Sociales, y tres semanas más sin el de Castellano, a lo largo del curso? Seriedad, por favor, ya no son solo las horas de clase que se pierden, sino el desmadre de ver cómo cada día pasan por el aula tres profesores de guardia que, aun con la mejor voluntad, lo único que pueden hacer en muchos casos es que los alumnos “pasen la hora calladitos”. Sin duda que la interinidad también cuenta, pero prefiero treinta profesores interinos, comprometidos con su trabajo, y que ofrezcan una atención adecuada al alumnado, que la ausencia de profesores.
Dices también que no se ve reflejado en la evaluación el abandono de la pública en favor de la privada (algo evidente, en mi opinión, y fácilmente demostrable) y, para probarlo, recurres a la “cuenta de la vieja”: lo que se pierde por aquí, se gana por allí. Me encanta tu afición a la dialéctica, que comparto (aunque ya veo que con menos cualidades de las que tú posees, y con menos información), pero el argumento que planteas no me parece serio. En este tema no podemos recurrir a la media aritmética, hablamos de personas, composición de los grupos, número de alumnos, condiciones de trabajo, etc., no podemos simplificar la cuestión de esa manera.
Para finalizar, señalar una vez más que todas estas dificultades a las que hago referencia influyen no solo en los resultados de cualquier evaluación, sino que son definitivas a la hora de explicar la posición que ocupamos en cualquier ranking de valoración de éxito-fracaso educativo.
Por lo demás, me encanta discutir contigo, y, aunque estoy casi seguro de que ni te convenceré, ni me convencerás, la posibilidad de contrastar opiniones, y hacerlo de manera amable, ya me resulta muy interesante. Sería extraordinario disponer del espacio y tiempo adecuado para tratar el tema como se merece, sin las límitaciones que impone el blog.

No, no creas que no me convencerás. De hecho, ya estoy convenciada. Tenemos un sistema educativo en quiebra (y no me refiero a la económica) donde la acción política tiene gran parte de culpa. La raiz de ello, sobre todo, eestá fundamentalmente en la década de los años 2000. prefiero no citar nombres, pero durante demasiados años tuvimos unos cargos técnico-políticos que su mayor respuesta era “no es pot fer res”. Esa actitud y el cambio legislativo de la LOCE (2004) que introdujo la repetición en primero de ESO disparó nuestro fracaso escolar (entendido como jóvenes 16 años que no tietulan en ESO). Y todo lo demás que quizás y, fundamentalmente, la realidad de un sistema en quiebra.
Lo de los barracones lo dice la evaluación, pero bueno, nme da algo igual. Aunque influya, hay cuestiones que influyen más.
Al respecto de la distinción rendimiento/titulaciones, por supuesto hay relación, pero creo importante las matizaciones que señalo. Y lo digo poprque es uno de los grandes problemas de la educación española.: el rendimiento que tienen nuestros alumnos (PISA) se puede calificar de mediocre; las tasaas de titulación, de desastrosas. Malta o Portugal, con peor rendimiento que España, han reducido notablemente sus abandonos educativos. El de España ha aumentado, al menos estancado, en la última década. Más de la mitad de los jóvenes valencianos de 15 años no están en el curso que les toca por edad ..
Pero bueno, insisto, coincido contigo en las conclusiones. (y no creas, yo si me dejo convencer cuando me convencen. No sería la primera vez).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 941 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

febrero 2011
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  
A %d blogueros les gusta esto: