iessecundaria

La Iglesia sigue a lo suyo

Posted on: 25 julio 2010

Don Mariano, el cura del pueblo, daba clases de religión en el instituto. Era un hombre grande, recio, fuerte, con una barriga enorme que exhibía orgulloso, movía con gran soltura, y sacudía con fuerza cada vez que liaba su cigarrillo de principio de clase, para quitarse la picadura de tabaco que siempre le caía encima.

Durante aquellos primeros años de preadolescencia y adolescencia, fue el  encargado de forjar mi espíritu (no el nacional, que también nos lo forjaban entonces), guiarme por la senda de la verdad y marcar el camino para la salvación de mi alma. El objetivo no era fácil de conseguir en aquel internado en el que convivíamos un montón de chicos ansiosos por descubrir la vida y sus misterios,  aislados del mundo, cercados por el pecado, y sometidos a terribles tentaciones.  

De entre todos los peligros de los que debíamos alejarnos, el del sexo era sin duda el más importante.  Los malos pensamientos podían acarrear consecuencias funestas, pero nada comparado con los males físicos y espirituales que provocaría un tocamiento, más todavía si se realizaba en compañía.

Leo en el periódico que, a pesar del tiempo transcurrido, el avance de la ciencia, la evolución de la sociedad, el cambio en las costumbres, y la pérdida de influencia del clero en el ámbito educativo público, la iglesia sigue a lo suyo, sin moverse un centímetro de su idea absurda y trasnochada sobre el sexo. En los colegios religiosos de las Comunidades de Valencia y Baleares se pondrá en marcha un programa de educación sexual que vuelve a los conceptos de aquel pasado lamentable que comento: la masturbación es un vicio que hay que evitar, la homosexualidad es una disfunción, nada de anticonceptivos, nada de sexo hasta el matrimonio, y nada como el celibato para ser felices.  Es decir, otra vez el sexo como algo indigno, antinatural, sucio, perverso, oscuro y pecaminoso.

¡Qué hipócritas! Continúan con la cantinela de siempre, ahora que ya sabemos los resultados que produce en ellos mismos esta manera de entender la sexualidad, y cómo se las gastan a la hora de vivirla, por muy prohibida que la tengan: abusos a menores por doquier, sobornos para evitar denuncias a curas pederastas, millonarias indemnizaciones a pagar como consecuencia de condenas en juicios, casos de curas homosexuales que contínuamente salen a la luz pública…  Se empeñan en seguir dándonos lecciones sobre algo de lo que en teoría no tienen ni idea.

En la Comunidad Valenciana, con un gobierno rendido a la doctrina de la Iglesia Católica, el riesgo de contagio de este programa a la educación pública es evidente, ya que el propio Conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, se ha apresurado a respaldar a los obispos promotores de la idea  asegurando que “hacen lo que tienen que hacer”.  

Esto sólo se arregla educando, pero en y para la libertad. ¡Cuánto trabajo pendiente!

Anuncios

9 comentarios to "La Iglesia sigue a lo suyo"

Faltará que los colegios religiosos hagan exactamente lo que dice el Obispo…

En mi centro, religioso, no hablamos de sexualidad en esos términos.

En el instituto público en el que trabajo, por el contrario, te aseguro que se seguirá este programa al pie de la letra, aunque esté pensado sólo para colegios religiosos; no me extrañaría, incluso, que se fuera más allá de lo que piden los obispos.
Al final, somos cada uno de nosotros, los profesores y profesoras, quienes optamos individualmente por ser o no ser honestos con el alumnado, tratar determinadas cuestiones con libertad, dando cabida a todas las sensibilidades y opiniones, aceptando distintas maneras de entender hechos concretos, o quienes seguimos las consignas de quienes nos pagan, aunque sospechemos que no sea lo más conveniente para ellos, y no se ajusten del todo a nuestras propias convicciones.
Me parece fantástico que existan centros religiosos que cuestionen determinadas maneras de actuar de la cúpula de la Iglesia, sobre todo en cuanto se refiere a la educación integral de personas y a la manera como transmitimos a nuestros alumnos conocimientos científicos que no deberían ser contaminados por creencias de otro tipo.

Lo importante es la Educación, con mayúsculas de los alumnos. Formar conciencias, crear libertades…

Otro detalle. Muchos somos Iglesia. Cuando se generaliza (hablando sin duda de la Jerarquía) y se dice la “iglesia” hace tal o cual… lo que sucede es que se nos mete a todos en el mismo saco. Y no es justo. Ni cierto.
Gracias por el post.

La verdad es que es tremendo que todavía estemos así…

Es peor, todavía, que parezca tan lejana la posibilidad de dejar de estar así.

“…la masturbación es un vicio que hay que evitar, la homosexualidad es una disfunción, nada de anticonceptivos, nada de sexo hasta el matrimonio, y nada como el celibato para ser felices. Es decir, otra vez el sexo como algo indigno, antinatural, sucio, perverso, oscuro y pecaminoso.”
Juan Pedro tengo que disentir en la forma que presentas la idea que del sexo tiene la Iglesia Católica. Sí que es verdad que para la Iglesia la masturbación, la “práctica” de la homosexualidad (no la mera tendencia), los anticonceptivos y las relaciones prematrimoniales son conductas que se alejan de la utilización correcta del sexo. En cambio no es verdad que la Iglesia considere el sexo como “indigno, antinatural, sucio, perverso y pecaminoso”, el sexo entre un hombre y una mujer como demostración de su amor conyugal y abierto a la vida es bueno. ¿Has leído el cantar de los cantares? Es como la comida, sirve principalmente para alimentarnos, pero una utilización errónea o tergiversada de ésta no sería buena, comer demasiado, a deshora, provocarte el vómito para comer más etc… serían disfunciones que no son recomendables. Al igual el sexo tiene como principal función la reproducción a través de una demostración de amor. Eso lo podemos cumplir mejor o peor los cristianos, muchos no llegamos a donde deberíamos por debilidad, desconocimiento u otras causas pero por mal que lo hagamos nosotros el bien seguirá siendo el bien y el mal el mal y la Iglesia tiene la obligación de enseñárnoslo y recordárnoslo. Y el hecho de que ahora haya una gran mayoría de personas que no opine así y no actúe así no quiere decir que eso sea bueno o malo. También en el México precolombino se hacían sacrificios humanos y era una cosa normal en esa cultura y no por ser normal y aceptado era bueno, así también nosotros como sociedad nos estamos equivocando en nuestra conducta sexual y no traerá frutos buenos.
Todo esto que digo lo digo desde un absoluto respeto a todas las personas porque la libertad es un valor sagrado, no pretendo crear una polémica utilizando los argumentos como arma arrojadiza, pero dejadnos a los cristianos decir nuestra verdad, decir lo que pensamos. No queremos ofender, solo llamar a las cosas por su nombre.
Un saludo.
PD. Os paso un enlace en el que veo retratado lo que realmente piensa la Iglesia sobre la homosexualidad. http://www.parroquiasanpedro.com/Actualidad%20y%20Reflexion/Actualidad%20y%20Reflexion.htm

Acepto tu crítica, Juanjo, pero no puedo cambiar mi opinión al respecto. Creo que la Jerarquía de la Iglesia (de acuerdo con la rectificación que sugiere Javier en un comentario anterior, que me parece acertada) mantiene respecto al sexo una posición anticuada en exceso, que no se corresponde con los tiempos que vivimos, absolutamente alejada de los cambios que se han producido en la sociedad, y ajena a los problemas e intereses de la mayoría de los ciudadanos, incluso de muchos que se sienten cristianos y católicos.
No debería extrañarnos, porque históricamente ha sido así, siempre ha ido contracorriente, negando la evidencia, y oponiéndose a cualquier descubrimiento, avance científico, o investigación que pusiera en riesgo su teoría o su “status quo”. Creo que es una cuestión que debería plantearse, rectificar, y actualizar la doctrina, como ha hecho en otros casos. De nada valdrá que pida perdón por lo que hoy hace dentro de quinientos años, como está ocurriendo ahora en algún caso.
Existen los homosexuales, porque dios quiere que existan, ¿quiénes somos nosotros para negarles su derecho a ser felices?
Que la única función del sexo sea la reproducción es una opinión que puede o no ser compartida, ¿quién soy yo para condenar a quien no comparta mi opinión?, ¿por qué empeñarme en imponerla?
Dices que la libertad es un valor sagrado, ¿entonces?
Pides que se deje a los cristianos decir vuestra verdad. ¿No se os deja? ¿No es más cierto que algunos sectores oficiales de la Iglesia pretenden que seamos los demás quienes no podamos expresar nuestra opinión y vivir nuestra vida de acuerdo con nuestra manera de entenderla?
Sólo hay que ver la manera como muchos religiosos viven la sexualidad, con miedo, angustia, a escondidas, delinquiendo, y observar la connivencia de quienes nos dicen a los demás que no debemos hacer lo que ellos mismos ocultan que hacen los suyos, para darse cuenta de que algo falla en esta teoría. Alguien debería ser valiente y, como tú dices, llamar las cosas por su nombre, y permitir a las personas que ejerzan de verdad su derecho a la libertad.

Es verdad que la Iglesia ha llevado mucho retardo en aceptar los avances científicos y muchas veces a lo largo de la historia ha tomado demasiadas curvas en vez de llevar un camino recto, también se ha extralimitado en muchas ocasiones saliéndose de unas atribuciones puramente religiosas, pero no por eso es menos cierto que gracias a la labor de la Iglesia a lo largo de los siglos se ha preservado y creado mucha sabiduría. Como ejemplo te pondría los monasterios benedictinos dedicados a copiar a los clásicos griegos, sin su existencia se hubieran perdido muchas joyas.
Piensa que los derechos humanos, la abolición de la esclavitud, la formación profesional, la asistencia social, los hospitales, la seguridad social, los sindicatos, los montepíos y cajas rurales, y una lista que sería muy larga de enumerar son ideas salidas de la Iglesia Católica y expropiadas posteriormente por el estado y la sociedad. Si somos rigurosos hemos de reconocer que Europa, cultural, social y políticamente no puede explicarse sin exponer el papel vertebral de la cristiandad, la Iglesia está en el ADN de nuestras sociedades, si rascas un poco aparecerá esa base católica en casi todas las instituciones.
No estamos hablando de una institución fundada anteayer, la Iglesia cuenta con una experiencia acumulada de veinte siglos, ha visto nacer y morir a muchos imperios. Ha sido capaz de llevar el testigo del mensaje de Jesús como si de una carrera de relevos se tratase, aún reconociendo que algunos de estos corredores fueron realmente malos, el mensaje ha llegado prácticamente intacto hasta nuestros días. Los cristianos lo creemos así. Me gusta citar la respuesta que el Papa le dio a Napoleón cuando éste afirmó que acabaría con la Iglesia: ” ni siquiera los cristianos hemos sido capaces de hacerlo.”
Los malos sacerdotes y religiosos hipócritas, son delincuentes sexuales, personas equivocadas que hacen un gran daño, pero no son ni mucho menos mayoría sino casos aislados que tienen mucha repercusión mediática. Piensa que hay otros colectivos que tienen entre sus filas a muchísimos más pederastas que la Iglesia, (hablando porcentualmente), mismamente entre el colectivo de profesores hay un tanto por ciento mucho mayor que entre los curas, pero eso no es noticia porque lo que hoy le interesa a los medios de comunicación de masas es atacar a la Iglesia.
Es cierto que la Iglesia regaña y avisa pero ¿no regaña un padre a sus hijos cuando ve que se van a estrellar? No puede ni debe callar cuando ve cómo se pueden destruir muchas cosas buenas. Hablas de libertad pero las nuevas leyes “progresistas” implican a toda la sociedad, mis hijos cursarán obligatoriamente asignaturas que intentan hacer ingeniería social, implantar una nueva moral ajena a la que yo como padre les daría. La libertad verdadera es dejar elegir el tipo de educación que uno le quiere dar a sus hijos ¿no lo crees? Y no me extiendo más porque me pongo un poco pesado.
Gracias por dejarme opinar en tu blog, es verdaderamente un foro de libre expresión.
Recibe un afectuoso saludo.

Bueno, bueno, creo sinceramente que concedes a la Iglesia algún mérito más del que le corresponde. Y conste que admito sin problema que existe una parte de la Iglesia verdaderamente implicada en la ayuda a los más desfavorecidos, precisamente la que parece gozar menos del favor de sus dirigentes.
No puedo dejar pasar por alto tu comentario respecto a la pederastia entre el profesorado. Aunque no creo que se aguante la comparación entre colectivos, la cuestión no es ésta. Lo interesante es analizar por qué se produce de una manera tan aparentemente generalizada (los medios sólo comentan los casos que se conocen, no más) entre aquellos que predican una cosa respecto al sexo, contra el que parecen haber hecho bandera doctrinal, y hacen la contraria, que tratan de imponer su moral pública a toda la población mientras ellos se comportan de manera opuesta en privado. Y sus jefes les encubren. No conozco casos de profesores que se hayan visto implicados en temas de pederastia, pero si hay alguno va a la cárcel. Los religiosos sólo piden perdón, o la Iglesia paga ingentes cantidades de dinero en indemnizaciones, para que el tema se oculte. Eso no tiene pinta de ser muy cristiano.
En fin, Juanjo, como tú dices, creo que lo dejo aquí, porque veo que esto nos daría para mucho más de lo que permite el espacio del blog. Te agradezco el tono que has mantenido en el debate, a pesar de que estamos claramente en posiciones muy diferentes, y, por supuesto, agradezco que visites esta página y tus comentarios.
Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 946 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

julio 2010
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
A %d blogueros les gusta esto: