iessecundaria

10 comentarios to "¿Hasta dónde conviene llegar?"

Yo creo que el tiempo que compartimos con los demás hace que sea imposible no influir los unos en los otros y los otros en los unos… tus alumnos influirán en ti también.

El que no sea tu responsabilidad formarles en qué es la religión, no quita que compartas con ellos tus ideas. Tú les dices que son tus ideas, que hay muchas otras formas de entender el mundo… pero seguro que será mejor ser sincero, incluso para ti.

Ellos puede que no lo juzguen, o que sí lo juzguen a favor o en contra. Pero por lo menos conocerán un punto de vista sincero, sin hipocresías ni silencios. Hay mucha cautela por parte de los ateos por no ofender, pero no la hay por parte de quienes creen en predicar… ¿por qué un creyente se ofende o se puede ofender por escuchar las ideas de un ateo? Esa no es una actitud asertiva, y defender una actitud no asertiva es validarla, aceptarla.

Yo creo que estar con chavales y mantener la distancia es peor que ser tu mismo y ser sincero, con la premisa de ser respetuosos y tolerantes. Sólo si somos sinceros se establecen relaciones que merecen la pena. Además, por darles tu punto de vista no les estás enseñando a ser ateo, sino a ser respetuoso con los demás y con ellos mismos, a ser asertivos y sinceros, ser uno mismo a pesar de poder ser juzgado por los demás, ¿no crees que eso es algo que merece la pena aprender?

Un saludo 😉

Pues yo, que sí creo en Dios, me parece la tuya una postura acertada.

Has dejado claro que es tu opinión,. tu experiencia vital y que no intentas imponer nada a nadie. Me parece de lo más correcto, pues aunque quisieras no podrías ser 100% neutral es este ( o en otros temas). Creo que lo ético es ser sincero, sin pretender imponer tus propias convicciones. No es frecuente, ni lo primero ni lo segundo. Te felicito.

Ese trapo nos lo han tendido a todos alguna vez, ¿no? Yo, como tú , siempre trato de evitar respuestas directas a estas cuestiones por las mismas razones que tú expones, pero a veces es difícil no caer en la tentación de decir abiertamento lo que uno piensa. Claro que siempre advirtiendo que es una opinión personal, que están en su derecho de no compartir, aunque deben respetar…
En cualquier caso, creo que los que nos planteamos más estas cuestiones somos casi siempre los del mismo lado. Y no olvidemos que sigue existiendo en nuestros Centros Públicos una asignatura llamada Religión Católica.

Aida, Javier, Mar, agradezco vuestros comentarios. Los tomo como una especie de palmadita de ánimo en la espalda, que también viene bien de vez en cuando.
Coincido con Aida y Javier en la importancia de ser sinceros, de “no hacer trampa” a nuestros alumnos. Seguro que también ellos saben interpretar y valorar este gesto en un profesor.
Me sorprende en parte, tal vez porque no nos conocemos suficiente, la opinión de Javier que, declarándose creyente, entiende mi postura. Mi experiencia con compañeros que han impartido Religión en centros en los que he trabajado, o que han vivido de manera activa la religión, no ha sido siempre, desafortunadamente, tan comprensiva y tolerante como la suya. Tal vez porque, como apunta Mar, la cuestión religiosa nos la planteamos de otra manera, y siempre con mucho más tacto, precisamente quienes nos declaramos no religiosos.

En mi opinión (humilde) la manera en que los creyentes afrontan este tipo de cuestiones, depende de en qué Dios crean. Desde luego creyendo en el de Jesús de Nazaret, no queda otra que respetar de corazón a todas las personas. Muchos con los que te habrás encontrado seguro que creen (aunque ellos mismos no lo sepan) en dioses diferentes.

Y en el fondo lo que importa es el bien que hemos hecho, lo que hemos amado y lo feclices que hemos sido, sobre todo haciendo felices a los demás. Lo que crea o no… el tiempo nos dirá quien estaba acertado.
Un saludo.

Hola por casualidad encontre este sito entre toda la red, andaba buscando temas interesantes sobre la educación para un trabajo de la universidad.
La verdad es que esto es mi salvación, sin embargo me gustaría decir mi opinion.

– Creo que lo que hiciste esta bien, antes de respnder los profesores siempre deberían decir: en mi opinion o personalmente creo. Éstas palabras tendrían que definir la respuesta en todo momento. Ya que con ellas aclaras que en ningún momento pretendes comerle el coco a nadie.

– Por otro lado Javier, entiendo tu respuesta pero creo que es un tanto confusa. Por lo menos para mi. Lo importante es lo hacemos no importa de que religión seamos, si creemos en uno o en otro; sin embargo ¿por qué aclaras a Jesus de Nazaret? y ¿por qué dependerá del dios de cada uno si al final se supone sólo cuenta lo mismo?.

Los alumnos lo que queremos es un tutor que nos muestre un poco de su visión de la vida, para tener otros ejemplos a parte del paternal. No intentes ser siempre neutro, porque al final lo que haces, en vez de intentar no influenciar, es no aportar. A estas edades seguramente ya tenga cada uno su propia idea de quién es Dios para ellos. Seguramente la cosa cambia si dieses clases en primaria, pero no es el caso.

¿Crees que afirmar que no se cree en dios, y debatir con la clase las razones por las que se tiene esta idea es mostrarse neutro? Ten en cuenta que hay alumnos y familias de alumnos que tienen, lógicamente, una opinión diferente, y que, en muchos casos, no acaban de aceptar que estas cosas se comenten en un aula. Fíjate el revuelo que se ha montado con Educación para la ciudadanía. Lo que no me parece honesto es tratar de convencer a mis alumnos, y menos en un tema como éste, de que mi opinión es la mejor. Respecto a la necesidad de aportar algo de mí mismo a mis alumnos, fíjate el compromiso que adquiero, de trabajo y actitud ante cualquier aspecto de la vida, una vez que he declarado mi opinión sobre el tema. Ya no sólo me juzgan a mí, sino a quienes pueden pensar como yo, por extensión.

Una opinión como cualquier otra: sinceramente creo que el docente puede o no tratar estos temas cuando se le plantean, ya sea en debate abierto o no, y, obviamente, en el respeto mutuo de todos. De hecho, no creo que la polémica que genera este tema se dé cuando se plantea un debate conciente en clase. Más bien es en el resto del tiempo, cuando no hay un debate abierto, sino cuando de rebote se aprovecha un hecho o circunstancia para colar en la clase nuestras opiniones más políticas, religiosas y demás, cuando sno se está actuando correctamente, cuando de alguna forma, se hace trampa al alumno, al que se hace tragar una pastilla sin existir un debate e intermacio de ideas. Y esto puede ocurrir tanto con docentes creyentes o ateos, sinceramente, no creo que dependa de ello, sino de cómo vive cada cual sus creencias y justamente cuando el docente no cumple lo que en otro caso reclama, que es respeto a las ideas propias.

Estoy de acuerdo con tu comentario, Anastasia, no es honesto hacer trampa a los alumnos. Lo mejor es saber de qué se discute, por qué se discute, y elegir el momento adecuado para hacerlo, siendo todos conscientes del tema que se va a tratar. Por supuesto, desde el respeto a las ideas de los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 949 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
A %d blogueros les gusta esto: