iessecundaria

El alumno invisible

Posted on: 26 enero 2010

Figura en las listas de clase, le nombramos, pero casi siempre es otro compañero quien contesta por él: no está, no ha venido, ha ido a apoyo, lo llamó el PT, va a compensatoria.

 A veces, en mitad de una clase, casi siempre a deshora, le vemos cruzar el pasillo con algún amigo, haciendo un recado, buscando a su grupo,  jugando a esconderse, parece perdido.

Un buen día aparece sentado en la última fila del aula, alejado de todos, le nombramos, oímos: presente, y borramos la falta que ya habíamos puesto. Iniciamos la clase, nos mira con cara de extraño: ¿qué hago? Apartamos inquietos la vista. ¿No te han dado faena? Espera, que explico un momento y ya estoy contigo.

Suena el timbre, termina la clase, las sillas se arrastran, las mochilas golpean las mesas, guardamos los libros, los primeros en salir del aula empujan la puerta. Vaya, no me ha dado tiempo a asignarle tarea. Buscamos con la mirada al alumno invisible, pero ya se ha ido. Necesito algo, por si viene otro día.

Pasará el trimestre, pondremos las notas, el tutor pregunta en la reunión de evaluación: ¿qué le digo a los padres de …?

Conmigo no viene, conmigo tampoco, a mi clase un día,  a mí no me sigue la marcha del resto, en Inglés no se entera, …

Terminará el curso y aún no sabremos si, en alguna clase, algún profesor le puso faena, le miró el cuaderno y le animó a que la hiciera.

Anuncios

5 comentarios to "El alumno invisible"

Menuda pelea con esos alumNOs VISIBLES. Por mucho que trates de coordinarte, siempre te encuentras con que no hay un proyecto curricular claro, ni un plan de trabajo, ni materiales consensuados, ni apoyo de las familias… La pena es que nosotros somos los culpables por no organizarnos bien.

Una descripción muy clara, un cierre un tanto desolador. Ante una conducta repetida como esta, no hay espacio para la duda. No voy a jugar de redentora, pero he susurrado al oído de niños como este: “Al sonar la campana, te quedas un minuto.” Y el grupo siguiente se ha quedado en la puerta esperando que salga este último alumno, a quien le otorgo un tiempo detenido, sin prisas, y al que cito para otro momento, qué sé yo, miro mi horario, tal vez una clase libre, tal vez un recreo. La prisa no puede agobiarnos ni hacernos aplazar ese momento. Si ya has hecho notar al alumno invisible, que no se nos pegue la invisibilidad y seamos nosotros los profesores invisibles, esos que llegan y se van y nadie supo que estuvieron ahí.

Es posible, Toni, que peque de pesimista, porque hay quien intenta mil cosas para hacer visibles, incluso protagonistas del aula, a estos alumnos, pero creo que muchos de nosotros podríamos hacer algo más; tal vez, así evitaríamos ese sentimiento de culpa y pequeño-gran fracaso profesional que a algunos nos puede asaltar. Ya sabemos que la solución no es fácil, pero lo más fácil es no hacer nada por evitar una situación que es, entre otras cosas, injusta.

Tienes razón, Lorena, si hubiera pensado que hay compañeras como tú, tal vez hubiera terminado de otra manera el comentario. Tomo para mí ese susurro tuyo al oído de los alumnos que no queremos ver, y me aplico el cuento.
En algún momento tendremos que decir algo de los profesores invisibles.

[…] hace algún tiempo describí al alumno invisible, hoy quiero hablarles del alumno […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 950 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
A %d blogueros les gusta esto: