iessecundaria

¿Para qué regalamos en Reyes?

Posted on: 4 enero 2010

Los Reyes Magos disponían de dos delegaciones en Vara de Rey. Casa Tomasín era la que más genero solía almacenar; por eso, unos días antes del día seis, pelotones de niños montábamos guardia por turnos a las puertas del establecimiento. Tomábamos nota de las madres que entraban de vacío y salían con algún bulto sospechoso, e informábamos de inmediato a los hijos interesados.

No había mucho donde elegir y, ante la escasez de la oferta, los más experimentados, que con anterioridad habían pasado revista a los estantes de la tienda,  jugaban a adivinar cuál sería el regalo de ese año, de acuerdo con las medidas del paquete que los observadores habían facilitado.

El año de las dudas, ése en el que todavía te resistes a creer que los Reyes son los padres, pero algo sospechas, un informador me aseguró con antelación que ya tenía regalo, y un experto adivinó de qué se trataba.

Lo más oportuno sería continuar este relato señalando el sentimiento de frustración, el desencanto con el que viví aquel episodio, pero no lo haré porque, en realidad, ni me importó confirmar la sospecha, ni me frustró conocer el regalo antes de tiempo. Sólo recuerdo lo feliz que me sentí al comprobar que tenía el juguete que más deseaba, de entre todos los que ofrecía ese año la tienda de Tomasín.

Aunque imagino que entonces, como ahora, habría niños que no sabrían qué hacer con tantos regalos como les habían traído los Reyes, a mis amigos, a mí, y a la inmensa mayoría de niños del pueblo, sólo nos regalaban un juguete, y no a todos, y no siempre.

Hace un par de años que no juego con aquel regalo que mi madre guarda todavía en un baúl de la cámara, una caja de cartón rectangular que contiene sesenta o setenta piezas de madera de diferentes formas, tamaños y colores, con los que he pasado un montón de horas de mi vida. No podrá ser tampoco este año, pero no pasará del siguiente sin que vuelva a montar el castillo, la casa con ventanas y chimenea, el corral para los animales, la fuente de la plaza del pueblo, la iglesia, o cualquier extraño artilugio cuya utilidad desconozco o me invento, como he hecho con cierta periodicidad en los últimos cuarenta y tantos años.

Feliz y oportuno regalo de Reyes para todos.

Anuncios

2 comentarios to "¿Para qué regalamos en Reyes?"

Palabras como “cámara” o “casa Tomasín” (que en mi pueblo era “Casa Ángeles”) me recuerda de nuevo los lazos comunes conquenses que tenemos…

Un abrazo enorme y ya de paso, feliz año !!!

DAni.

Gracias, amigo. Igualmente. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 937 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
A %d blogueros les gusta esto: