iessecundaria

No puede ser casualidad

Posted on: 22 diciembre 2009

Esta tarde me he reunido con las familias de los alumnos y alumnas de mi tutoría, para entregarles los informes de la 1ª evaluación, y para algo más. Después de la reunión de principio de curso, a la que faltaron dos familias, a lo largo del trimestre me he entrevistado individualmente con todas ellas; todas, menos dos. A la reunión de esta tarde también han asistido todas, menos dos.

Las ausencias corresponden, en los tres casos, a las familias de dos de los alumnos que presentan más dificultades académicas y más problemas de convivencia.

No sé si, a raíz de esta coincidencia, resultaría arriesgado establecer una hipótesis que relacionara directamente la no asistencia de las familias a las entrevistas – reuniones con el tutor, y el hecho de que sus hijos sean alumnos conflictivos, y registren un bajo rendimiento académico. Por eso, añadiré otro dato.

Entre estas dos imágenes, hay un camino que andar juntos

Hay cuatro alumnos más en el grupo que obtienen, junto con los dos anteriores, los peores resultados académicos, y, además, protagonizaron diversos incidentes de relativa importancia las primeras semanas del curso. De estas cuatro familias, dos han recogido los informes y se han marchado enseguida, sin esperar a escuchar mi valoración del  trimestre, ni participar en el debate que se produce a partir de los puntos del orden del día. Otras dos familias sí han permanecido hasta el final, y una de ellas (han asistido el padre y la madre), ha esperado a que los demás se marcharan, para hablar conmigo a solas. Se trata de la familia cuya hija presentaba los problemas de conducta más importantes de todo el grupo, conducta que ha modificado de manera significativa a lo largo del trimestre, solicitando el equipo educativo que así se haga constar en el informe que hoy he entregado a sus padres.

Insisto en que, aun considerando este segundo ejemplo, puede resultar simplista establecer una relación de causa – efecto entre los hechos señalados: asistencia de las familias a las entrevistas – reuniones con el tutor, y resultados que obtienen sus hijos en el instituto; entre otras cosas, porque habría que analizar la incidencia de otras variables  que también intervienen en “el producto final“.

Pero cuando se trata de reuniones y entrevistas que pretenden ser de verdad activas, y no una mera entrega de papeles, programadas a conciencia, en las que se analizan situaciones, se debaten propuestas, se formulan objetivos, se acuerdan compromisos de actuación de todas las partes, se establecen criterios de coordinación, y se evalúan periódicamente los resultados que se obtienen, para comprobar si hay que introducir cambios en el proceso,  ya no podemos hablar de coincidencia, sino de hecho significativo.

En este sentido, y a falta de estudios más completos que demuestren la certeza de la hipótesis que planteo, todo parece indicar que los resultados comentados no pueden ser fruto de la casualidad.

Anuncios

6 comentarios to "No puede ser casualidad"

Totalmente de acuerdo, he comprobado lo mismo en mi centro

Hola:
Lo que acabas de exponer es una gran verdad que no nos debería sorprender.
En la educación d’un alumno es un carro con tres palos: familia, profesorado y propio alumno.
La última es las variable menos controlable, el resto son habas contadas.
Si la familia se preocupa, los resultados positivos llegan tarde o temprano, pues casi siempre se endereza el carro.

todo lo que has expuesto no son hechos simplistas, ya que si tú no te implicarás tanto, posiblemente nosotros (los padres) no nos enterariamos de la mitad de las cosas que hacen nuestros hijos en el centro y gracias a eso podemos estar más pendientes de ellos y poco a poco intentar que cambien de actitud e intentar que se involucren más en clase y en los estudios ya que esto sí depende de 3 factores. a veces es muy complicada la educación pero yo creo que con constancia lo conseguiremos . Me parece una idea excelente esto del blog,
Un saludo.

Creo, eduideas, que son pocos los centros en los que no se produce esta circunstancia. Otra cosa es saber hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar todos para solucionar el problema.

Estoy de acuerdo contigo, baltolkien, poco podemos hacer si no contamos con la colaboración de las familias. Pero yo iría un poco más allá, además del trabajo que cada cual debe realizar en casa con sus hijos, es necesario que también los centros elaboren programas que permitan que los padres se impliquen, y participen en la actividad del centro, apoyando la labor del profesor.

Rosa, implicarse hasta donde razonablemente se puede es tarea del profesor, y no es fácil a veces, pero resulta muy gratificante cuando se cuenta con el respaldo de las familias. Estoy de acuerdo contigo, si remamos en la misma dirección tendremos más posibilidades de llegar a buen puerto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 949 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

diciembre 2009
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
A %d blogueros les gusta esto: