iessecundaria

Pseudodiccionario pedagógico

Posted on: 6 julio 2009

Hace algún tiempo llegó a mis manos uno de esos “panfletos antipedagógicos” que, por desgracia, parecen gozar de cierto predicamento entre amplios sectores de la docencia.
Es una especie de diccionario que pretende ridiculizar términos que deberían ser habituales para quienes trabajamos en la enseñanza, pero que no lo son; tal vez, porque les tenemos miedo, porque somos incapaces de aceptar que su aplicación en el aula nos exige un esfuerzo de formación, y un compromiso con el alumnado, que no estamos dispuestos a asumir.
Algunas definiciones que propone este pseudodiccionario:
Adaptación curricular: dar libros de primaria a los alumnos de secundaria.
Alumno desmotivado: gandul, mal estudiante.
Atención a la diversidad: dedicar más tiempo a los alumnos que no sirven para estudiar que a los que sirven.
Constructivismo: secta fanática (y peligrosa) que afirma que los niños y adolescentes aprenden las cosas solos, y que propugna que el profesor, mientras tanto, sólo se ocupa en mirarlos.
Diversidad: conjunto de alumnos justitos y/o gandules. Incluye también a los granujas y predelincuentes.
Escuela inclusiva: poner las manzanas sanas y las podridas en el mismo saco. La intención es que las podridas se vuelvan sanas, pero el resultado es que muchas de las sanas acaban podridas.
Esta demostración de supina ignorancia no me resulta graciosa y, lo que es peor y más preocupante, estoy convencido de que quienes así opinan actúan en consecuencia, demostrando su absoluta falta de respeto hacia el alumnado.
Burlarnos de estos conceptos no les resta valor, ni justifica su incumplimiento, sólo confirman nuestra cobardía y escaso sentido de la responsabilidad profesional.

Anuncios

6 comentarios to "Pseudodiccionario pedagógico"

Hay expresiones que hieren. No soy docente, mis hijos son brillantes en sus estudios, quiero decir que no me siento aludido como padre sino como persona. Solemos descargar en la administración toda la responsabilidad pero con docentes como los que supuestamente escriben esos panfletos -igual lo hacen en horario laboral-, el panorama deja mucho que desear.

La gracieta referente a la diversidad es especialmente nauseabunda.

Me quedo con tu denuncia, Juan Pedro. Que exista profesorado que se rebele contra estas inmundicias quiere decir que no todo está perdido.

Hay muchos profesores comprometidos con su trabajo, docentes que luchan cada día por conseguir que los centros educativos sean más justos, y que asumen como objetivos prioritarios de su labor la defensa de una verdadera igualdad de oportunidades y el derecho de todos, sin excepción, a recibir una educación de calidad.
Confiemos en que estos buenos profesionales de la educación se impongan, finalmente, a tanto mercenario que puebla nuestros colegios e institutos.

Lamentable que parte del personal docente piense así. No olvidemos que cuestiones como “adaptación curricular” supone “esfuerzo”, “análisis”, “atención personalizada” y, desgraciadamente hay personas (a las que me niego a llamar “profesoras” o “profesores”, por más que lo ponga en su contrato o en su nómina) que no entienden que estas cuestiones son parte de su labor profesional.
Que además dediquen tiempo a realizar uno de esos panfletos en lugar de a planficar acciones motivadoras para el alumnado o las obligatorias adaptaciones curriculares o a conocer qué es exactamente el constructivismo o a … cualquier cosa realmente relacionada con su trabajo, me pone los pelos de punta.

Bueno, insisto en que, afortunadamente, no todos los profesores y profesoras son así. Pero es cierto que estos comportamientos son los que más se ven, los que nos desacreditan a todos los docentes, y los que inciden de manera más evidente en ese reconocido desánimo que parece haberse instalado en la profesión.

Otra definición, ésta de Ambrose Bierce:
Tonto, s. Persona que satura el dominio de la especulación intelectual y se difunde por los canales de la actividad moral.
Ambrose Bierce, Diccionario del Diablo

No hagas caso de Bierce, él mismo definía el diccionario como “Perverso artificio literario que paraliza el crecimiento de una lengua además de quitarle soltura y elasticidad.
Pero, si decides escucharle, quédate con su definición de educación: “Lo que revela al sabio y esconde al necio su falta de comprensión”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 951 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

julio 2009
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
A %d blogueros les gusta esto: