iessecundaria

A los maestros y maestras de otro tiempo

Posted on: 27 abril 2009

Llevaba ya una semana en el pueblo cuando apareció el cura en la puerta de la escuela. Los niños estaban en el recreo y corrieron a besarle la mano.
– Buenos días, señor cura -cantaron todos con la misma musiquilla-. Genaro estaba dentro de la clase y me ayudaba a colocar los bancos alrededor de las paredes.
– ¿Qué hace usted, señora maestra? -preguntó el cura-. Y su cuerpo ocupó todo el umbral.

– Ya ve, colocar los bancos contra la pared.
– ¿Y eso para qué, hija mía? -preguntó interesado-.
Yo me había acercado a él y él me extendió la mano, elevada, acercándola para que la besara. La aprisioné en el aire y la estreché con un movimiento forzado.
Él seguía mirando los bancos y el espacio vacío que había quedado en el centro de la habitación.
– ¿Qué va a hacer usted? -preguntó otra vez-.
Me quedé un poco indecisa ante el tono inquisitivo del visitante.
– Voy a hacer teatro con los niños. Teatro y canciones. Vamos a representar un cuento…
– Muchas modernidades trae usted para este pueblo -dijo el cura sacudiendo la cabeza-. Pero en seguida cambió de actitud y se volvió amable, casi zalamero: -Hoy me tocaba confesión en el pueblo de al lado y me dije: habrá que ir a echar un vistazo a la señora maestra…
Yo sonreí cortesmente.
– ¿Y cómo ha encontrado a estos mozos en catecismo? -preguntó a continuación-.
– Los encuentro mal en casi todo -dije evasivamente-.
– Pues a ver si los mejora -dijo el cura-. Y el tono se había vuelto astuto y desconfiado.
Se encogió el manteo y se lo echó al hombro. Con las dos manos se alzó un poco los bordes de la sotana para no arrastrarla por el barro y se fue poco a poco por la calle adelante.
A las doce, cuando cerré la escuela para irme a comer vi el caballo del cura atado junto a la casa del alcalde.
– Estarán comiendo -dijo Genaro que caminaba a mi lado-. Comen y se lo apañan todo juntos -continuó-. Ellos mandaron que usted no se quedara en casa de don Wenceslao…
                                        **************            *************                  ***************
     El texto pertenece a la novela Historia de una maestra, de Josefina R. Aldecoa. La protagonista es Gabriela, una maestra rural que, tras concluir sus estudios de Magisterio, es destinada a un pequeño pueblo de Asturias. El relato nos muestra las miserias de la España caciquil, intransigente y llena de prejuicios de los años veinte, y la lucha posterior de los maestros y maestras de la República, que se implican activamente en la construcción de un país libre de la ignorancia, más justo y democrático.
Eran otros tiempos, en los que enseñar no era sólo tarnsmitir conocimientos, y los maestros contribuían de manera decisiva a transformar una sociedad feudal, caduca, clasista y triste. Muchos lo pagaron con su vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 941 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
A %d blogueros les gusta esto: