iessecundaria

¿Autoridad, o miedo?

Posted on: 10 febrero 2009

Maria Ángeles fue mi primera profesora de Lengua y Literatura en el instituto; bajita, delgada, no daba sensación de gran fortaleza física, pero le bastaba una mirada para silenciar y mantener en orden la clase.

Fuertes taconazos en el suelo del pasillo anunciaban cada día su llegada y, a medida que se aproximaba al aula, todos ocupábamos precipitadamente nuestro sitio. Cuando entraba en clase dejábamos de respirar, agachábamos la cabeza, la mirada fija en el libro, nos hacíamos pequeñitos confiando en no ser vistos.

Se sentaba ceremoniosamente en su silla de profesora, sacaba un bolígrafo del estuche, abría su libro de notas y, durante treinta segundos de infarto, se entretenía en pasar una a una las hojas, sin prisa, sabedora del terror que provocaba en nosotros. Se detenía de pronto en una página concreta y pronunciaba un nombre. Mientras el infeliz que había sido requerido arrastraba su silla para levantarse, y se dirigía a la pizarra, un suspiro ahogado, profundo, colectivo, inundaba aquel espacio de tortura.

Cada cinco minutos, durante una hora, la escena se repetía una y otra vez hasta que  de nuevo unos tacones, esta vez amigos, los tacones de la conserje, rompían aquel silencio insoportable para anunciar el final de la clase.

La mirada de Maria Ángeles barría entonces el espacio en busca de algún gesto mínimo de alegría o alivio y, si alguien había sido lo suficientemente osado como para realizarlo, era llamado a la pizarra, convirtiéndose en el último mártir del día.

Hoy, mientras mis alumnos realizaban un examen en silencio, concentrados en las preguntas que debían contestar, he recordado aquellos días, y un ligero escalofrío ha recorrido mi cuerpo. Me he levantado como un resorte de mi silla de profesor, y me he puesto a pasear por el aula. A uno le he preguntado por la hora, a pesar de llevar reloj; y a otro, si tenía alguna duda. A una alumna le he pedido que recogiera la mochila, tirada de cualquier manera; y a otro, que guardara el cuaderno que tenía sobre la mesa.

De cada uno de ellos he esperado un comentario, necesitaba saber que no estaba solo. Comprobar que estaban vivos me ha hecho sentir muy feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Me apasiona la pedagogía, actividad a la que me dedico profesionalmente.
También me gusta opinar y debatir sobre temas de política y actualidad.
De estos dos intereses, y del deseo de no mezclarlos, aunque estén íntimamente relacionados, nacen estos blogs que te invito a descubrir, y en los que te animo a participar con tus comentarios.

Follow iessecundaria on WordPress.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 951 seguidores

TAMBIÉN LA EDUCACIÓN INFANTIL

Comentarios y reflexiones sobre:

PÚBLICA, GRATUITA, DE CALIDAD

You can read it in English

translate

Archivos

Carpe diem quam minimum credula postero

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  
A %d blogueros les gusta esto: